Delito de Acoso

Delito de acoso

El delito de acoso es un delito genérico que ha introducido el código penal en su última reforma. El bien jurídico contra el que atenta es la libertad de la persona. Está regulado dentro del capítulo de las coacciones del título 6 del código penal.

El delito de acoso puede confundirse con el acoso sexual, otro delito distinto al que vamos a ver a continuación. El acoso sexual está regulado dentro del título 8, protegiendo el bien jurídico de la libertad e indemnidad sexual.

Durante los últimos años y en la actualidad, se han ido dando más casos de acoso, por ello se introdujo en la última reforma del código penal una figura que permitiera proteger a las víctimas que lo sufrieran.

¿Qué es el delito de acoso?

Es responsable de un delito de acoso, el que acose a una persona con actos insistentes y reiterados, sin estar legítimamente autorizado, alterando el desarrollo de la persona y su vida cotidiana. Se castiga con pena de prisión de 3 meses a 2 años o pena de multa de 6 a 24 meses. Regulado en el artículo 173.ter del código penal.

Para que la conducta se considere acoso debe ejercerse habitualmente unas coacciones físicas y psíquicas, que causen perjuicios a las víctimas.

Actos que se consideran acoso

A veces confundimos el delito de acoso con otros actos que no son calificados como tal. Debe estar presente alguna de las siguientes conductas:

  • Vigilar, perseguir o buscar cercanía física.
  • El responsable intente establecer contacto a través de cualquier medio de comunicación (o por terceras personas).
  • Uso indebido de datos personales para adquirir productos o contratar servicios, o dando datos personales a terceros para que se pongan en contacto con la víctima.
  • Y en general atentar contra la libertad o patrimonio de la víctima o persona cercana a ella.

El principal agravante del acoso, es que la víctima ofendida sea alguna de las personas a que se refiere el artículo 173.2, cónyuges, descendientes, ascendientes, hermanos, menores e incapaces que convivan con el autor, entre otros.

Aplicación del delito de acoso

El delito de acoso se aplica como delito independiente, sin perjuicio de los delitos que hubieran concurrido durante la realización del mismo, aplicándose un concurso real. Se considera un delito semipúblico, se necesita denuncia de la persona afectada, sin denuncia no se podrá iniciar de oficio.

La denuncia puede presentarse en cualquier comisaría de policía o guardia civil. Aportar pruebas al caso permitirá demostrar con mayor facilidad el delito.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*