Diferencia entre Texto articulado y Texto refundido

Texto articulado y Texto refundido

Hoy vamos a tratar la diferencia entre un texto articulado y un texto refundido, formas de delegación que se dan entre las Cortes Generales y el Gobierno.

Las Cortes Generales realizan la potestad legislativa según establece el artículo 66 de la constitución española. Sin embargo, según se tipifica en algunos artículos (de los cuales hablaremos abajo) delegan al Gobierno la potestad para crear textos con rango de ley, estos textos puede ser de 2 tipos: texto articulado y texto refundido.

En el artículo 82.2 de la C.Española se explica la creación de un texto u otro según sea el origen de la delegación. A continuación vamos a tratar cada uno de ellos.

Texto articulado

Un texto articulado es aquel que se crea con la finalidad de crear nueva normativa sobre una determinada materia, que aun no tiene una regulación establecida. Parten de las leyes de Bases reguladas en el artículo 82 de la Constitución Española. Y la forma final del texto articulado es la de un Decreto legislativo o Real Decreto legislativo, dependiendo de dónde emane.

Nota: la diferencia entre Decreto y Real decreto, es que el Real Decreto lo firma el Rey en el procedimiento de sanción de una ley.

Texto refundido

Un texto refundido es el que recoge varias leyes que regulan la misma materia y tienen mismo rango jerárquico para unirlas en un único texto refundido. El origen de un texto refundido es una Ley ordinaria. Cuando se aprueba el texto normalmente suelen derogarse las leyes que han sido refundidas.

 Ejemplo de ambos textos

Un ejemplo de los anteriores se puede ver en la LSV, antes era un texto articulado (RDL 339/90) emanado de la ley de Bases 18/89 sobre tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial, en la actualidad es un texto refundido (RDL 6/2015) que recoge varios preceptos que estaban dispersos para unificarlos en un único texto.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o sugerencia puedes hacérnosla saber mediante el apartado de contacto o dejando un comentario en la parte de abajo de este artículo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*