Todo sobre la denuncia

la denuncia

La denuncia es la forma de iniciación básica del proceso penal. Poniendo en conocimiento ante las autoridades, unos hechos supuestamente ilegales. A partir de la denuncia, los hechos comienzan a investigarse. Su regulación comienza en el artículo 259 de la ley de enjuiciamiento criminal.

En la actualidad hay diversos protocolos establecidos para actuar cuando las autoridades reciben una denuncia, dependiendo del tipo que sea. Además desde hace unos años se puede presentar la denuncia online, a través de la página oficial de la policía nacional.

¿Qué es una denuncia?

La denuncia es una declaración por parte de una persona ante las autoridades y funcionarios. Trata de poner en conocimiento ante el Juez, Ministerio Fiscal o policía judicial, la supuesta comisión de un delito, público o semipúblico. La diferencia principal con la querella es que no será necesaria la presencia del denunciante en el proceso judicial.

El delito se puede considerar:

  • Público: las autoridades actúan de oficio.
  • Semipúblico: para actuar de oficio se requiere denuncia de la persona agraviada, por ejemplo los delitos sexuales.
  • Delito privado: sólo son perseguibles mediante querella del agraviado (calumnias e injurias).

Las denuncias falsas se consideran delito, tienen su apartado dentro del artículo 456 del código penal. Por lo tanto, únicamente se pueden presentar denuncias que se ajusten a la verdad.

¿Quién tiene obligación y deber de denunciar?

La presentación de denuncia por los ciudadanos se considera un acto de moralidad, por ello, en la ley se diferencia entre los que tienen obligación y los que deben denunciar.

Tienen obligación de denunciar, con posible sanción si no se hace:

  • Todo aquel que presencie un delito público.
  • Todos aquellos que por razón de su cargo, tuvieran noticias de un delito público.
  • Los miembros de la policía judicial.

Tienen deber de denunciar los que, no estando comprendidos entre los anteriores, tuvieran conocimiento, por cualquier medio, de la perpetración de un delito. Únicamente con tener noticia es suficiente, no estando obligado a probar los hechos denunciados.

Nota: Cualquiera puede cursar una denuncia, incluso los menores (aunque después haya que validarla).

No tienen deber de denunciar

  • Los impúberes.
  • Los que no gocen de pleno uso de la razón.
  • Los cónyuges (no separados legalmente) o la persona que conviva con el delincuente en análoga relación de afectividad.
  • Los ascendientes y descendientes del delincuente y sus parientes colaterales hasta segundo grado inclusive.
  • Los abogados y procuradores por la información que reciban de sus clientes.
  • Los eclesiásticos y ministros de culto disidentes, de las noticias que tuvieran en conocimiento por medio del ejercicio de sus funciones.

Presentación de denuncias

La denuncia puede presentarse por escrito, de palabra (verbalmente) o por internet, ante las autoridades y funcionarios. Personalmente o por medio de un representante legal. No es necesaria una fianza ni tampoco la presencia de un abogado o procurador. No recae ningún tipo de responsabilidad sobre el denunciante.

La denuncia por escrito y verbal requiere la firma obligatoria del denunciante o de la persona que designe. Es obligatorio hacer constar la identidad del denunciante. La autoridad o funcionario encargada de recibir la denuncia, firmará y sellará todas las hojas en presencia del denunciante.

Se explicará la información de la forma más correcta y detallada, facilitando de esta forma el trabajo a las autoridades. Si el denunciante lo exige, se le entregará un resguardo de haber formalizado la denuncia.

Obligaciones y derechos del denunciante

  • Se requiere firma para formalizar la denuncia.
  • Es necesaria la identificación.
  • No está obligado a probar los hechos.
  • No tiene cargas procesales ni fianzas.
  • Obligación de decir la verdad, lo contrario corresponde a un delito por denuncia falsa.
  • No recae responsabilidad sobre el denunciante.

Denuncia anónima

La denuncia anónima es una forma de comunicación de unos hechos sin llegar a formalizarse, es decir, simplemente se comunican los hechos a las autoridades para que lo tengan en cuenta. Al no formalizase, las autoridades no tienen obligación de llevar a cabo la investigación.

Por ejemplo, en la página de la guardia civil se puede facilitar información de forma anónima sobre cualquier actividad que se considere sospechosa:

Si su intención es únicamente facilitar información a este Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, de los hechos que considera no ajustados a la legalidad, puede realizarlo de forma totalmente anónima a través del formulario de información ciudadana.

Denuncia por internet

Actualmente hay 2 formas de presentación de denuncias por internet:

Página oficial de la policía (España): delitos de daños, sustracción, extravío de documentos entre otros.

Página oficial de la guardia civil: delitos telemáticos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*