Baja voluntaria o dimisión: qué es, finiquito, preaviso y consecuencias

La baja voluntaria, también denominada como dimisión, despido voluntario o desistimiento de contrato del trabajador, es un derecho que tiene toda persona que trabaje por cuenta ajena. La regulación de la dimisión viene recogida en la Ley del Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre). A continuación te contamos todo lo que necesitas saber si vas a pedir la baja voluntaria.

¿Qué es la baja voluntaria o dimisión?

Se llama baja voluntaria, dimisión o desistimiento de contrato (o coloquialmente «dejar el trabajo») al cese laboral libremente decidido por el trabajador. Es indiferente el tipo de contrato que disponga el empleado, la decisión siempre debe haber sido tomada voluntariamente sin coacciones ni amenazas.

En caso contrario no sería voluntaria y podría dar pie a una disputa legal por las pagas correspondientes.

¿Qué derechos tiene el trabajador al pedir la renuncia voluntaria?

En caso de baja voluntaria, el trabajador dispone de un derecho al finiquito. Esto significa que la empresa deberá abonar al trabajador cesante una cuantía proporcional a:

  • Salario del mes vigente en el que deja el trabajo.
  • Una proporción de las pagas extras.
  • La parte proporcional de las vacaciones no devengadas.

En caso de que la nómina contenga las pagas prorrateadas por contrato, la cuantía proporcional a las pagas extras no será incluida, ya que no tiene derecho a cobrarla.

Otro derecho del trabajador que decide acogerse a la baja voluntaria es que: no es obligatorio comunicar el motivo del cese, pero sí debe anunciarse con antelación la fecha en la que éste se hará efectivo.

¿Qué obligaciones tiene el trabajador que solicita la baja voluntaria?

La principal obligación es la de comunicar con antelación la decisión tomada, con un preaviso mínimo de 15 días naturales antes de que el cese se haga efectivo.

En algunos casos el convenio colectivo puede establecer un plazo superior a 15 días, por lo que, si tienes un convenio revísalo para saber el plazo de días.

Esto además debe ser realizado por escrito y en formato impreso. Aunque es normal que se comunique también de manera oral o telemática. La carta de renuncia en papel, de la que necesitaremos dos copias, será firmada por ambas partes y contará como garantía de la decisión.

Indemnización y liquidación por dimitir

El trabajador por cuenta ajena que decida cesar una relación laboral mediante dimisión suele confundir el finiquito con la indeminización. Pues bien, el trabajador que pide la baja voluntaria, NO tendrá derecho a una indemnización por finalización de la misma.

En todo caso como comentábamos arriba, SÍ que tendrá derecho a disponer de la liquidación por finiquito. Y siempre dependerá de la forma y el medio por los cuales el trabajador comunicó y puso en marcha la finalización de la relación con el empresario.

¿Se puede pedir paro después de la renuncia voluntaria?

Cuando el motivo de cese laboral en la empresa es voluntario no se dispone del derecho a pedir y cobrar el paro ni ningún otro subsidio por desempleo. Te recomendamos echarle un vistazo a los requisitos para cobrar el paro. Esto no significa que en el futuro no lo puedas hacer ni que pierdas tu cotización.

En el único caso en el que las personas tienen derecho a paro, aún siendo voluntaria la decisión de baja, es en el caso de las mujeres trabajadoras víctimas de violencia de género.

¿Cuándo se puede pedir la baja voluntaria?

El desistimiento de contrato (dimisión) se puede pedir en cualquier momento que el trabajador lo desee. Ya que la ley lo permite, podemos dejar de trabajar en el momento que decidamos, siempre y cuando se den los pasos correctos para realizar todos los pasos.

Hay que tener en cuenta, que si el trabajador ha aceptado en el contrato, una cláusula de compromiso de permanencia en la empresa y no la cumple, la empresa podrá reclamar al trabajador daños y perjuicios.

¿Cómo presentar una baja voluntaria legalmente?

La forma para renunciar al trabajo debe presentarse en papel, aunque en ocasiones se ha aceptado la baja por otros medios no impresos. En todo caso, presentar la baja en papel, con dos copias (una para el trabajador y otra para la empresa) es lo más indicado.

Ambas copias deben ser firmadas por las dos partes, para que tengan constancia y sirvan como garantía ante cualquier contratiempo futuro.

En todo caso, si queremos algo más «legal y seguro», porque desconfiemos o se dé el caso que la  empresa se niegue a firmar el documento, podemos enviarlo mediante burofax a través de Correos. En este caso el documento pasa a ser algo más serio que un simple papel manuscrito o impreso.

¿Te puedes retractar y cancelar la baja voluntaria?

Como los motivos para anunciar una baja voluntaria son diversos, también diversas son las causas que podrían llevarte a retractarte y «volver atrás». Siempre que la fecha y la baja no se hayan hecho efectivas, aún estarás a tiempo de retractarte según la ley.

Solicitar la baja voluntaria en el período de prueba

En el caso del periodo de prueba, el trabajador no debe comunicar por escrito la decisión de baja laboral.

Pero sí debe hacerse con antelación para disponer de las pagas correspondientes, como el finiquito y la parte proporcional del salario.

Modelo de carta de baja voluntaria

Ponemos a vuestra disposición ejemplos de 3 plantillas modelo de carta de baja voluntaria para descargar en word y pdf:

María Gil

Es licenciada en Derecho en 2014 y tiene el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabaja desde 2015 redactando artículos en medios digitales y jurídicos. Gracias a DudasLegislativas, tiene la oportunidad de compaginar su vocación jurídica con la pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados