Cómo ser notario en España: funciones, salario y qué hay que estudiar

Aprobar notaría es acceder a una profesión con una alta responsabilidad, pero también muy bien remunerada. Por otro lado, es necesario superar un proceso complejo para conseguirlo. ¿Te gustaría ser notario? En ese caso, te contamos a continuación qué hay que hacer para ser notario en España.

¿Qué es la profesión de notario?

Un notario es un funcionario público estatal cuya profesión consiste en proporcionar a los ciudadanos la seguridad jurídica garantizada por el artículo 9 de la Constitución Española, en el tráfico jurídico extrajudicial. También es un profesional del Derecho que ejerce sus funciones en régimen de competencia. Ambas cualidades aseguran la independencia del notario.

Los notarios dependen en última instancia de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) del Ministerio de justicia.

Funciones de los notarios

Entre las principales funciones de un notario, cabe destacar las siguientes:

  • Elaborar y tramitar las escrituras públicas, en los hechos y actos que la ley establezca, o cuando las partes así lo convengan.
  • Elaborar las escrituras públicas para cancelar hipotecas.
  • Reconocer los documentos privados, quedando constancia de la manifestación del interesado y del contenido de dichos documentos.
  • La guarda, apertura y publicación de testamentos cerrados.
  • Autenticar copias o firmas, precisando el documento que tuvo ante la vista para hacerla.
  • Expedir copias de las escrituras públicas.
  • Dar fe de vida, es decir, testimonio escrito acerca de la supervivencia de una persona.
  • Hacer notas de referencia, en aquellos casos en los que tenga lugar una actuación que afecte a otras escrituras.
  • Guarda y conservación de archivos notariales.
  • Corregir errores en las escrituras públicas.

¿En qué consiste la fe notarial o fe pública?

La fe pública o notarial es la facultad que tiene el notario por ley para autentificar declaraciones realizadas ante él, cooperando con los intereses públicos.

Hay que saber que los interesados pueden elegir el notario que deseen, ya que precisamente esto garantiza que el notario pueda ejercer las funciones que le competen.

Salario: ¿Cuánto cobra un notario al mes en España?

El salario de los notarios es relativo, porque depende de varios aspectos: la notaría en la que trabajen, la cantidad de documentos que se firmen en esa notaría, y los aranceles notariales.

Para saber aproximadamente el salario de un notario podemos ver lo que establece el BOE para los notario públicos.

De forma general y completamente estimativa, el salario base medio ronda los 1500€ (sin contar complementos). Una notaría que funcione bien puede estar en torno a los 150.000 euros al año en ganancias. Pero insistimos en que este es un dato orientativo.

¿En qué casos puede intervenir el notario?

Algunos de los casos más comunes en los que se necesita acudir al notario son los siguientes:

  • Al redactar o abrir testamento.
  • Cuando se firma o se cancela una hipoteca.
  • En contratos de arrendamiento o de compraventa.
  • Cuando se constituye un usufructo sobre una propiedad inmobiliaria.
  • Para disolver la sociedad conyugal.
  • Desde 2015, los notarios tienen la facultad de unir a dos personas en matrimonio civil, y también de declarar el divorcio.

¿Qué hay que estudiar para ser notario?

Para ser notario es necesario en primer lugar obtener el Grado en Derecho. Una vez finalizada la carrera, el paso definitivo para acceder a la profesión es aprobar las oposiciones a notaría.

Siendo claros, estas oposiciones están consideradas de las más difíciles que existen en España, junto a otras como las oposiciones para ser abogado del estado, por ejemplo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si se aprueban, no solo se accederá a un trabajo estable y fijo, sino con una excelente remuneración.

Por otra parte, hay que saber que el expediente académico obtenido a lo largo de la carrera no se tiene en cuenta a la hora de prepararse para ser notario. Sin embargo, es conveniente acostumbrarse a estudiar muy en serio ya durante esta etapa, para llegar más mentalizado a la oposición a notaría.

Duración de los estudios para ser notario

El tiempo que se tarde en prepararse para aprobar notaría dependerá de cada persona, es decir, de su capacidad para estudiar y de sus circunstancias. Sin embargo, hay que tener presente que la oposición es muy dura, por lo que la mayoría de las personas que la aprueban tardan varios años en hacerlo.

Un plazo razonable para prepararse las oposiciones a notaría estaría en torno a los 4 o 5 años. Si a esto le sumamos los 4 años para sacarse el Grado en Derecho, nos encontramos con que para ser notario es posible tener que estudiar unos 8 años aproximadamente.

Oposiciones a notarías: ¿Cuántos ejercicios hay?

Para aprobar notaría es necesario superar 4 ejercicios. Veamos en qué consiste cada uno de ellos:

Primer ejercicio

En este caso se debe contestar de forma verbal a 4 temas de Derecho Civil y Fiscal. La duración máxima del ejercicio es de 60 minutos.

Segundo ejercicio

Consiste en contestar, también de manera oral, a 6 temas de Derecho Mercantil, Hipotecario, Notarial, Procesal y Administrativo. Se dispone de 60 minutos también para terminar el ejercicio.

Tercer ejercicio

Este ejercicio consiste en redactar un dictamen sobre un tema de Derecho Civil español, común y foral, Notarial, Derecho Hipotecario o Mercantil, de entre los formulados por el tribunal. Para hacer este ejercicio se cuenta con 6 horas.

Cuarto ejercicio

Tiene una duración de 6 horas, y se divide en 2 partes:

  1. Redacción de un documento notarial, explicando en un pliego aparte aquellos problemas jurídicos que su trabajo plantean al liquidar el impuesto correspondiente.
  2. Resolución de un supuesto relacionado con matemática financiera y contabilidad.
Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados