Delito leve de lesiones del Código Penal

El Código Penal contempla una serie de penas especiales cuando se provocan unas lesiones que no revisten de especial gravedad. A continuación vamos a explicarte en qué consiste el delito de lesiones leves, cómo se castiga y qué requisitos hay que cumplir para que ser responsable según la ley.

¿Qué es el delito leve de lesiones?

Un delito leve de lesiones es aquel en el que las lesiones producidas sí pueden requerir la primera asistencia médica o no, pero en todo caso, no necesitan tratamiento médico ni una intervención quirúrgica posterior para su curación.

Para entender bien qué es el delito leve de lesiones es importante saber en qué consiste el tipo básico del delito de lesiones. Este delito se produce cuando se causa a una persona una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental. Es necesario que se cumplan dos requisitos:

  • Que sea una lesión que de forma objetiva requiera para su sanidad una primera asistencia facultativa.
  • Además, con el mismo fin anterior, debe necesitar un tratamiento médico o quirúrgico.

No se considera como tratamiento médico la mera vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión. Es decir, el hecho de que el médico pida al lesionado que vuelva a consulta para ver cómo continúa la lesión no tiene la consideración de tratamiento médico.

Pues bien, cuando se provocan unas lesiones que no reúnen las condiciones que hemos visto para el delito de lesiones en su tipo básico, entonces hablamos de un delito leve de lesiones.

También podemos considerar como delito leve de lesiones otra conducta tipificada en el Código Penal, consistente en golpear o maltratar de obra a otra persona sin causarle lesión. Podría parecer discutible, en la medida en que el propio hecho punible conlleva no causar lesión. Sin embargo, el Código Penal lo incluye dentro de su título dedicado a los delitos de lesiones.

¿Dónde se regula el delito leve de lesiones?

El delito leve de lesiones está regulado en el artículo 147 del Código Penal, en sus apartados segundo y tercero.

En el 147.2 se contemplan las lesiones que no requieren tratamiento médico o quirúrgico, y en el 147.3, golpear o maltratar a otro de obra sin causarle lesión.

¿Cuándo se castiga el delito leve de lesiones?

Para perseguir un delito leve de lesiones es necesario que la persona agraviada, o su representante legal en su caso (por ejemplo, si es menor), haya presentado una denuncia. Este es un delito que no se puede perseguir de oficio, ni puede denunciarlo otra persona que no sea la víctima o su representante. Hablamos tanto de las conductas del 147.2 como del 147.3.

Al hilo de esto, es importante saber que para denunciar un delito leve de lesiones no es necesario estar asistido por letrado ni representado por procurador. Sin embargo, siempre es más interesante contar con un abogado para aumentar las posibilidades de éxito de la denuncia.

Multas, sanciones y penas por delito leve de lesiones

Las consecuencias penales varían en función de delito producido:

  • Cuando se causa una lesión que no requiere tratamiento médico ni intervención quirúrgica, corresponde una pena de multa de 1 a 3 meses.
  • Golpear o maltratar de obra a otra persona sin causarle lesión conlleva una pena de multa de 1 a 2 meses.

Ejemplo de delito leve de lesiones

Un ejemplo de delito leve de lesiones sería propinar un puñetazo con poca fuerza a otra persona en un brazo, provocándole tan solo un ligero hematoma. En este caso, el médico puede prescribir el uso de una crema para aliviar las molestias, por ejemplo, pero no se requiere un tratamiento médico ni una intervención quirúrgica para sanar la lesión.

Delito de lesiones leves a parejas y personas vulnerables

Hay que tener en cuenta que el Código Penal castiga con una pena especial las lesiones leves a una mujer con la que el agresor tiene o ha tenido una relación de pareja (sin que sea necesario que hayan convivido), o a una persona en situación de especial vulnerabilidad que conviva con él. En estos casos, el Código Penal contempla en su artículo 153.1 las siguientes penas:

  • Pena de prisión de 6 meses a 1 año.
  • O trabajos en beneficios de la comunidad por un tiempo entre 31 a 80 días.
  • En todo caso, la privación del derecho a tener  portar armas entre 1 año y 1 día y 3 años.
  • Si el juez o tribunal lo estima adecuado al interés del menor o persona con discapacidad que necesita de especial protección, podrá imponer también la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por un plazo de hasta 5 años.

Estas penas se contemplan tanto para las conductas tipificadas en el 147.2 como en el 147.3.

Delitos de lesiones leves a hermanos, menores y vulnerables

Por otra parte, se impondrá una pena de prisión distinta cuando el ofendido sea alguna de las siguientes personas:

  • Descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, sean propios o del cónyuge o conviviente.
  • Menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que convivan con el autor o estén sujetas a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente.
  • Persona amparada en cualquier otra relación por la que esté integrada en el núcleo de convivencia familiar del autor.
  • Personas que a causa de su especial vulnerabilidad estén sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados.

La pena de prisión que prevé el 153.2 para estos casos es de entre 3 meses y 1 año. El resto de las penas son las mismas que hemos visto para los casos anteriores.

Redacción: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados