Cuál es la diferencia entre bienes, productos y servicios

Todas las actividades económicas giran en torno a dos conceptos: los bienes y servicios. Si quieres conocer en qué consiste cada uno y en qué se diferencian los bienes y servicios, en este artículo vamos a darte la información que necesitas.

¿Qué es un bien o producto?

La principal característica que define a los bienes es que son cosas materiales. Los productos y los bienes, es lo mismo. Los bienes son tangibles, se pueden tocar, y por lo tanto tienen una forma física que se puede transformar.

Los bienes son siempre limitados o escasos, lo que hace que su valor sea mayor. También son útiles, porque sirven para satisfacer una necesidad o un deseo, y son transferibles, porque se pueden comprar y vender.

Existen dos tipos de bienes:

  • Bienes inmuebles: son aquellos que no se pueden transportar de un lugar a otro sin comprometer su integridad, ya que se encuentran fijados en un lugar determinado. Puede ser por ejemplo un edificio.
  • Bienes muebles: son todos los demás bienes, los que sí se pueden mover de un lugar a otro sin que ello suponga un riesgo para su propia integridad, como un ordenador o una caja.

Ejemplos de bienes

Algunos ejemplos de bienes inmuebles son:

  • Un local comercial.
  • Un bloque de pisos.
  • Un garaje.
  • Un chalet.

Y serían ejemplos de bienes muebles los siguientes:

  • Todo tipo de vehículos: motos, coches, camiones, etc.
  • Toda clase de mobiliario: sillas, mesas, sofás, etc.
  • Y cualquier otro tipo de bien físico que se puede transportar: prendas de ropa, aparatos electrónicos, utensilios de trabajo, adornos para el hogar, etc.

¿Qué es un servicio?

Los servicios son cosas no tangibles y no físicas, por lo que no se pueden tocar. Son un proceso, una actividad, etc., que se traduce en un resultado determinado.

Cada servicio es prestado por una persona en un momento distinto, por lo que los servicios no son idénticos entre sí nunca, aunque sus resultados pueden ser más o menos los mismos.

Y al igual que ocurre con los bienes, también los servicios tienen una utilidad relacionada con la satisfacción de un deseo o una necesidad.

Los resultados no son cosas materiales como los bienes, pero sí pueden tener como resultado la creación de un bien. Es lo que sucede por ejemplo cuando se contrata a un albañil para que haga una habitación adicional en casa: este profesional está prestando un servicio, pero que tendrá como traducción un bien, que es esa nueva estancia en el hogar.

Pero los servicios también pueden tener un resultado que no sea tangible. Esto ocurre por ejemplo cuando un psicólogo asiste a una persona y consigue que supere una depresión.

Ejemplos de servicios

Veamos algunos ejemplos de servicios que pueden prestar las personas:

  • El asesoramiento y la asistencia legal que da un abogado.
  • El corte de pelo, peinado, tinte, etc. que se hacen en una peluquería.
  • La exploración física que hace un médico a un paciente para comprobar un aspecto determinado de su estado de salud.
  • La actuación artística que realiza un músico en un evento.

Diferencia entre bienes y servicios

Los bienes y servicios son conceptos que tienen diferencias sustanciales entre sí:

  • La diferencia más evidente es que los bienes son tangibles y los servicios intangibles. Esto quiere decir que los bienes se pueden tocar y los servicios no, aunque los servicios pueden tener como resultado bienes tangibles.
  • Por otra parte, los servicios se agotan en el mismo momento en el que se prestan, por lo que para volver a disfrutar de ellos es necesario volver a contratarlos. En cambio los bienes tienen un carácter duradero, ya que sea crean para que se puedan utilizar durante un tiempo que puede ser mayor o menor según el tipo de bien del que se trate.
  • Otra diferencia importante entre los bienes y servicios es que mientras que los bienes se pueden dividir, con los servicios no se puede hacer lo mismo, porque son cosas intangibles. Por ejemplo, un pantalón vaquero largo se puede recortar para crear un pantalón corto con él. En cambio, el servicio que presta una persona a la que contratas para que limpie un establecimiento no se puede romper por la mitad, porque es intangible. La persona lo puede hacer por partes, que es distinto.
  • Los bienes y servicios también se diferencian entre que mientras se pueden comprar varios bienes iguales, no se pueden contratar diversos servicios idénticos, ya que cada servicio se presta en un determinado momento bajo unas determinadas circunstancias, y no es posible repetir íntegramente un servicio anterior.
Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados