Diferencia entre denuncia y querella

Aunque la denuncia y la querella son dos conceptos que se confunden a menudo, e incluso se llegan a utilizar de forma indistinta, lo cierto es que son dos actuaciones distintas. A continuación vamos a explicar en qué se diferencian la querella y la denuncia.

¿Qué es una denuncia?

Una denuncia es una declaración de conocimiento que obligatoriamente debe comunicarse, por referirse a hechos que constituyen un delito público. Puede incluso ser anónima, ya que la persona que denuncia no forma parte del proceso penal, ni hace ninguna reclamación judicial.

Se encuentra regulada en los artículos 259 a 269 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y se puede realizar por escrito o de manera verbal.

Requisitos para interponer una denuncia

Para que la denuncia sea admitida es necesario que cumpla dos requisitos:

  • Los hechos comunicados tienen que ser constitutivos de delito.
  • El denunciante debe estar debidamente identificado.

Se puede denunciar el conocimiento de un delito sin saber quién es la persona que lo ha cometido, y sin aportar ninguna prueba. Basta con conocer que se han cometido los hechos denunciados.

¿Qué es una querella?

La querella es una comunicación de hechos que pueden ser delictivos ante el juez o tribunal competente, a través de la cual se solicita la apertura del procedimiento penal, y se manifiesta la voluntad de ser parte del mismo como parte acusadora. Está regulada por los artículos 270 a 281 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Cualquier ciudadano puede querellarse ejercitando la acción popular regulada en el artículo 101 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, con independencia de que haya sido ofendido o no por el delito.

Las personas extranjeras pueden querellarse por los delitos cometidos contra ellos o sus bienes, o contra sus representados o los bienes de estos.

Requisitos para presentar una querella

A la hora de interponer una querella es necesario estar asistido por abogado y procurador. Además de estos, existen tres requisitos de forma que afectan a la querella, referidos a que el escrito debe contener los siguientes elementos:

  • Relato de los hechos que incluya lugar y tiempo en el que se cometieron.
  • Identificación del querellante y de la persona querellada.
  • Se debe solicitar la apertura de diligencias de investigación.

Tipos de querella

Existen dos tipos de querellas:

  • Querella privada: Es la que presenta el propio ofendido por el delito. Los delitos privados tan solo pueden ser perseguidos cuando el afectado presenta una querella, siendo este concretamente el caso de las injurias y calumnias.
  • Querella pública: La querella pública es aquella que interpone el Ministerio Fiscal para perseguir un delito público en defensa de la legalidad, cuando el ofendido sea un menor o incapaz, y sus padres o representantes legales no lo hayan hecho.

Diferencias entre denuncia y querella

Como hemos visto, la denuncia y la querella no son lo mismo. Veamos cuáles son sus diferencias:

  • Si una persona presencia un delito, tiene que denunciarlo obligatoriamente. Sin embargo, la querella tan solo puede interponerla el ofendido del delito, o la persona legitimada para ello.
  • Una denuncia es tan solo una declaración de conocimiento, mientras que la querella es una declaración de la intención de personarse como acusación particular.
  • La querella debe cumplir una serie de requisitos formales, algo que no ocurre con la denuncia, que puede incluso ser verbal.
  • En el caso de la denuncia no es necesario contar con abogado y procurador, pero en la querella sí.
  • Quien presenta una denuncia puede mantenerse al margen del resto del proceso. En cambio, el querellante forma parte del mismo, por lo que puede realizar distintas actuaciones, como pedir pruebas.
  • La denuncia se puede realizar en una comisaría, pero la querella debe ser presentada en el juzgado competente.
  • Para presentar una querella puede ser necesario prestar una fianza, pero esto no sucede con la denuncia.

Artículos Relacionados