Normativa de sillas de coche para llevar a los niños y bebés

Si bien todos las personas que van en un vehículo tienen la obligación de cumplir con las medidas de seguridad establecidas para garantizar su seguridad, en el caso de los niños hay que observar una serie de normas especiales, debido a sus especiales características físicas. Por esta razón, a continuación vamos a explicarte qué establece la normativa vigente en materia de sillas de coches para niños.

Relacionado: Tabla de sanciones de la DGT

¿Dónde deben ir los niños en el coche?

Los ocupantes de un coche que sean menores de edad y que midan 1,35 metros o menos tendrán que ir en un sistema de retención infantil colocado en los asientos traseros del vehículo. Hay algunas excepciones en las que el niño podrá ir en el asiento del copiloto (igualmente con un sistema de retención infantil), como veremos más adelante.

A la hora de colocar la silla de retención infantil es necesario seguir las instrucciones del fabricante, en las que se explicará cómo y en qué vehículos pueden utilizarse el sistema de manera segura.

Multa y sanción por llevar a los niños sin silla en el coche

Los menores de edad con una estatura de 1,35 metros o inferior tienen que ir en los asientos de delante y en una silla homologada según sus características, incluso cuando se trate de un trayecto de corta distancia. Esta es la forma más segura de circular con ellos.

En caso de no respetar esta norma, se estará cometiendo una infracción sancionada con una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir. A lo que hay que añadir que el vehículo puede ser inmovilizado.

¿Hasta qué edad es obligatorio llevar a los niños en la silla?

Los menores de edad tendrán que ir en una silla infantil homologada hasta que alcancen una estatura que supere 1,35 metros, lo cual suele ocurrir en torno a los 12 años de edad. Una vez llegado ese momento ya no es obligatorio, si bien la DGT aconseja seguir haciéndolo hasta que mida 1,50 metros.

Pues bien, cuando miden 1,35 metros, los niños pueden o bien utilizar un cinturón de seguridad o ir en un sistema de retención infantil tipo III (para un peso de entre 22 y 30 kilos).

¿En qué casos pueden ir los niños en el asiento de copiloto?

Como indicamos antes, hay casos en los que los niños que no miden más de 1,35 metros pueden ir en el asiento del copiloto con un sistema de retención infantil. Concretamente, en los siguientes:

  • Cuando todos los asientos de detrás están ya ocupados por otros sistemas de retención infantil que están utilizando otros niños que deben ir en ellos.
  • Si el coche tiene 2 plazas solamente.

Ahora bien, las sillas para los niños más pequeños, que son las del grupo 0 y las del grupo 0+, deberán ir colocadas en el sentido contrario a la marcha, con el objetivo de evitar o reducir la posibilidad de lesiones si se produce un accidente o hay una frenada brusca.

Por otra parte, resulta de vital importancia desactivar el airbag. Y si no es posible desactivarlo, la silla deberá ir necesariamente en uno de los asientos de atrás.

Cómo colocar la silla para niños en el coche

Lo más seguro es que la silla vaya en el sentido contrario a la marcha, ya que en caso de accidente, el impacto será menor. Es por ello que los niños con hasta un año de edad deben ir de esta forma, y hasta los 18 meses en el caso de la nueva normativa, como explicaremos más adelante.

Cómo colocar la silla para bebés en el coche

Es obligatorio que los bebés vayan colocados en sillas de los grupos 0 o 0+, en el sentido contrario a la marcha y en los asientos de detrás, salvo en los casos en los que está permitido que vayan en el asiento del copiloto.

Hay que tener en cuenta que lo más seguro es que vayan en el asiento trasero central, pero si el vehículo solo tiene anclajes Isofix en los laterales, preferentemente deben ir detrás de la silla del copiloto, ya que es lo más seguro en este otro caso.

¿Cómo elegir el mejor sistema de retención infantil homologado?

Para no tener que estar cambiando de silla según el pequeño vaya creciendo, con el gasto que ello conlleva, la mejor opción es comprar un sistema que sea convertible, de forma que pueda ir adaptándose al crecimiento del niño.

También hay que saber que estos sistemas se clasifican por alturas, siguiendo la ECE R-129 i-Size. Cada fabricante definirá las alturas concretas, si bien lo más frecuente es lo siguiente:

  • Entre 40 y 85 centímetros, lo que equivaldría al grupo 0 de la normativa R44/04. La instalación se haría a contramarcha.
  • Entre 45 y 105 centímetros, hasta 18 kilos, y que equivaldría al grupo 0+/I. Se instala a contramarcha o en el sentido de la marcha.
  • Entre 100 y 150 centímetros, de 15 a 36 kilos, y que equivaldría al grupo II/III. Tiene que instalarse en el sentido de la marcha.

Es necesario comprobar que se trata de un sistema homologado, para lo cual hay que buscar una etiqueta naranja en la que se reflejan los datos del fabricante. Y por supuesto, siempre es conveniente dejarse asesorar por un vendedor experto.

Otro aspecto a tener en consideración es que la silla debe cambiarse desde que la cabeza del niño quede por encima de la altura de esta. Y si hay que elegir entre una silla que vaya un poco justa y otra que en la que el niño esté más holgado, es importante decantarse siempre por la primera.

¿Cómo afecta la normativa de sillas de coche en los vehículos especiales?

En el caso de los taxis, los menores con una altura igual o menor a 1,35 metros podrán ir en los asientos de detrás sin utilizar un sistema de retención infantil adecuado a su peso y talla, siempre y cuando circulen por ciudad.

Para ir en taxi fuera de la ciudad, su madre, padre o responsable de su seguridad tendrán que encargarse de que viaje de forma segura. Así pues, tendrán que solicitar un servicio con silla, o contar con una para que el niño pueda circular sin poner en peligro su seguridad.

Cuando se trate de un vehículo que tenga más de 9 plazas, la persona que lo conduzca o el guía deberán hacer saber a los pasajeros que están obligados a abrocharse el cinturón de seguridad o el sistema de retención. Para ello utilizarán medios audiovisuales, pictogramas o letreros colocados en un lugar visible en cada asiento.

Novedades de la nueva normativa y diferencias entre i-Size y la R44/04

En estos momentos hay dos normativas en sillas de coche para niños en España: la i-Size y la R44/04. La más reciente es la primera de ellas, que es la única que finalmente será de aplicación, si bien por el momento no se sabe cuándo desparecerá la norma R44/04.

La anterior normativa, es decir, la R44/04, contiene una clasificación de las sillas basada en el peso del menor, configurando así los grupos 0, 0+, II y III. En cambio, la nueva normativa i-Size ha creado un sistema de categorías según la estatura del niño.

Además, la normativa actual ha añadido una serie de estándares de seguridad nueva. Entre ellos, una prueba de choque lateral nueva que supone una protección más alta en caso de impacto.

Cabe destacar también que esta norma obliga a utilizar un sistema de anclaje Isofix de 3 puntos en las sillas de hasta 1,05 metros. También establece que se debe aumentar el tiempo de utilización de la silla en el sentido contrario a la marcha durante todo el tiempo posible, al menos hasta los 18 meses.

Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados