Cuándo un contrato temporal pasa a ser indefinido

A pesar de que los contratos temporales son muy frecuentes en las empresas, se trata de una forma de contratación que está sometida a una serie de limitaciones. Por ello, hay casos en los que el contrato temporal debe pasar a ser indefinido. Te contamos cuáles son.

Relacionado: Tipos de contrato de trabajo

¿Qué ley regula el paso de temporal a indefinido?

Este es un aspecto que se regula en el artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores, que versa sobre la duración del contrato, y que establece que un contrato de trabajo puede concertarse por tiempo indefinido o por una duración determinada.

Cuándo pasa un temporal a tener contrato indefinido

Veamos cuáles son los casos en los que un contrato que en principio es temporal, debe pasar a ser indefinido:

Caso 1. Tras agotarse todas las prórrogas del contrato temporal

El contrato debe pasar a ser indefinido cuando el trabajador ha estado contratado durante más de 24 meses por la empresa, con dos o más contratos temporales, dentro de un plazo de 30 meses.

Más allá de este límite, está prohibido el encadenamiento de contratos temporales, si bien esta es una práctica que siguen muchas empresas en fraude de ley.

Caso 2. Una vez superada la duración máxima de los contratos de obra y servicio

Aquellos contratos de obra y servicio que hayan sido firmados después del 18 de junio de 2020 no podrán tener una duración superior a 3 años, si bien se pueden ampliar un año más por convenio colectivo. Así pues, cuando se supera ese plazo, el contrato debe pasar a ser indefinido.

Caso 3. Si la empresa solicita una bonificación para que el contrato temporal se convierta en indefinido por razones de producción

Hay una serie de bonificaciones pensadas para fomentar la contratación indefinida. El Real Derecho-ley 4/2013 de 22 de febrero recoge una bonificación por pasar un contrato temporal a indefinido. Si se trata de una trabajadora, una persona joven o una persona con discapacidad, la bonificación será diferente.

Caso 4. Cuando la empresa está incumpliendo la legalidad

Algunos de los casos en los que la empresa no está cumpliendo algún requisito legal, y en los que el contrato del trabajador tendría que empezar a ser indefinido, serían los siguientes:

  • Si no ha dado de alta al trabajador en la Seguridad Social, o lo ha hecho tarde.
  • Cuando el contrato no ha sido formalizado por escrito.
  • En aquellos casos en los que el trabajador continúa trabajando una vez cumplido el contrato.
  • Cuando se ha superado la duración del contrato temporal.
  • Si se ha hecho un contrato en fraude de ley, porque en realidad su naturaleza no era temporal.

Caso 5. Por decisión de la empresa

La empresa puede querer convertir en indefinido a un trabajador, porque se haya dado cuenta de su buen hacer en el trabajo, y quiera contar con él más allá de la duración inicial del contrato.

De ahí la importancia de desempeñarse en un trabajo de la mejor forma posible, ya que puede darse el caso de que aunque en principio se entre en una empresa de forma muy provisional, se termine como indefinido en ella.

Artículos Relacionados