¿Cuánto tardan en embargar después de un monitorio?

El proceso monitorio es uno de los procedimientos judiciales más utilizados en España para reclamar una deuda. A pesar de su aparente sencillez, este sistema conlleva ciertos trámites y periodos de tiempo que, a menudo, provocan dudas entre aquellos que deben enfrentarse a ellos. En particular, cuestiones relativas al plazo para ejecutar un embargo tras la finalización del proceso monitorio.

En efecto, la incertidumbre acerca del periodo que puede transcurrir desde la resolución judicial hasta el momento en que se materializa el embargo preocupa tanto a deudores como a acreedores. Y no es para menos, puesto que durante ese lapso de tiempo pueden acontecer toda clase de situaciones que alteren el estado de los bienes a embargar.

El proceso monitorio y el plazo hasta el embargo

El proceso monitorio comienza con la presentación de una petición por parte del acreedor ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del deudor. En dicha solicitud se debe especificar la cantidad adeudada y aportar la documentación que acredite la existencia de la deuda.

Emisión de la orden de pago

Una vez el juez haya revisado la petición y considerado que cumple con todos los requisitos, emitirá una orden de pago en contra del deudor. Este contará con un plazo de 20 días para efectuar el pago o presentar alegaciones en contra de la petición del acreedor.

Tras la orden de pago: posibles escenarios

Dentro de ese plazo de 20 días, pueden darse tres escenarios: que el deudor pague, que se oponga o que no haga nada. En el primer y tercer caso, si la deuda no es satisfecha, el acreedor puede solicitar la ejecución de la misma, lo que conllevará al embargo de bienes del deudor.

¿Cuándo se produce el embargo de bienes?

El embargo de bienes no es inmediato a la finalización del proceso monitorio. La ejecución forzosa de la deuda, que culmina con el embargo, requiere de una serie de trámites adicionales. Además, el tiempo que transcurre entre cada uno de estos trámites no está definido con exactitud en la ley, por lo que puede variar en función de diversos factores.

Solicitud del embargo por parte del acreedor

Tras concluir el proceso monitorio sin que se haya realizado el pago, el acreedor debe solicitar al juzgado la ejecución forzosa de la deuda. En esta solicitud, el acreedor debe indicar los bienes del deudor que son susceptibles de embargo.

Tramitación judicial del embargo

Una vez recibida la solicitud de ejecución, el juzgado procederá a su tramitación. Este proceso puede demorar entre uno y tres meses, dependiendo del volumen de trabajo del juzgado.

Preguntas frecuentes

Algunas dudas y preguntas frecuentes resueltas:

¿Qué sucede si el deudor no tiene bienes suficientes para cubrir la deuda?

En caso de que el deudor no posea bienes suficientes para satisfacer la deuda, se procederá al embargo de su salario, respetando siempre los mínimos inembargables establecidos por ley.

¿Puede un deudor evitar el embargo de sus bienes?

Sí, si el deudor logra saldar la deuda antes de que se produzca el embargo efectivo de los bienes, evitará la ejecución. También es posible alcanzar acuerdos de pago con el acreedor para evitar llegar a este extremo.

¿Se pueden embargar todos los bienes del deudor?

No, existen ciertos bienes inembargables, como son la vivienda habitual (hasta un cierto límite), los enseres domésticos o el salario mínimo interprofesional, entre otros.