Cuándo prescriben las deudas en España

Salvo algunos casos muy específicos que veremos aquí, las deudas tienen un plazo de prescripción. Es fundamental conocer dichos plazos, porque una vez que estos se cumplen, el acreedor no puede tratar de exigir el pago de la deuda. Por ello, vamos a explicarte cuándo prescriben las deudas.

Requisitos obligatorios para que prescriba una deuda

Los requisitos para que las deudas prescriban son los siguientes:

  • Que se trate de una deuda que puede prescribir. El artículo 1965 del Código Civil establece que entre coherederos, condueños o copropietarios de fincas colindantes, no prescribe la acción para pedir la partición de la herencia, la división de la cosa común o el deslinde de las propiedades contiguas.
  • Tiene que haber transcurrido el tiempo legalmente establecido, tal como dispone el artículo 1961 del Código Civil.
  • Que haya pasado un tiempo durante el cual el acreedor no haya intentado una acción para cobrar su deuda.
  • Debe haber comenzado el proceso de prescripción. Es decir, las deudas no prescriben de oficio, sino que es necesario el deudor alegue la prescripción a través de una reclamación judicial.

Plazos de prescripción según el tipo de deuda

A continuación vamos a ver cuáles son los plazos de prescripción de algunos tipos de deudas:

Deudas hipotecarias

La acción hipotecaria prescribe a los 20 años, según el artículo 1964 del Código Civil y el 128 de la Ley Hipotecaria.

Deudas personales

Las acciones personales que no tienen plazo especial prescriben a los 5 años desde que se pueda exigir el cumplimiento de la obligación, en virtud de lo establecido en el artículo 1964.2 del Código Civil.

Son ejemplos de acciones personales la acción de resolución de un contrato de compraventa o la acción del arrendador de revisar las rentas.

Deudas con Hacienda y con la Seguridad Social

Este tipo de deudas tienen un plazo de prescripción de 4 años, por lo dispuesto en el artículo 66 de la Ley General Tributaria y el artículo 24 de la Ley General de la Seguridad Social.

Deudas relacionadas con tasas municipales

Las deudas por impuestos municipales como el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) o el Impuesto de Circulación prescriben a los 4 años, según lo dispuesto en el artículo 15 de la Ley General Presupuestaria.

Deudas por rentas de alquiler

Si no se paga la renta del alquiler, el arrendatario puede reclamar su pago hasta 5 años después de que se produzca el impago, atendiendo a la disposición adicional décima de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Deudas derivadas de tarjetas de crédito

Se pueden reclamar las deudas por cantidades pagadas con tarjetas de crédito hasta pasados 5 años, por lo establecido en el artículo 1964.1 del Código Civil.

Deudas comerciales

Este tipo de deudas son las que se derivan de pagarés, letras de cambio y otros medios, y prescriben a los 3 años. Este es el plazo recogido en el artículo 88 de la Ley Cambiaria y del Cheque.

Deudas por reparación de daños por responsabilidad extracontractual

Estas deudas tienen un plazo de prescripción de un año, tal como establece el artículo 1928 del Código Civil.

Deudas del artículo 1967 del Código Civil

En el artículo 1967 del Código se establece una serie de acciones que transcurren a los 3 años. Entre ellas, las contraídas con los abogados, notarios, farmacéuticos, profesores y jornaleros.

Deudas administrativas

Las infracciones y sanciones administrativas tienen el plazo de prescripción legalmente establecido, según el artículo 30.1 de la Ley del Régimen Jurídico del Sector Público. Cuando no se haya regulado el plazo, los plazos serán los siguientes:

  • 3 años para las infracciones y faltas muy graves.
  • 2 añod para las infracciones y faltas graves.
  • 6 meses para las infracciones y faltas leves.

Cuándo se interrumpe la prescripción de una deuda

Se interrumpe la prescripción de una acción en los siguientes casos:

  • Cuando se ejercita la acción correspondiente ante los Tribunales. Es decir, cuando se reclama la deuda por vía judicial.
  • Por reclamación extrajudicial realizada por el acreedor.
  • Por cualquier acto del acreedor en el que reconozca la deuda.

Cómo cancelar una deuda si no puedes pagarla

En principio, mientras no transcurre el plazo de prescripción de una deuda, el acreedor te la puede reclamar. Pero si cumples los requisitos para ello, puedes acogerte al mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar tus deudas.

María Gil

Es licenciada en Derecho en 2014 y tiene el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabaja desde 2015 redactando artículos en medios digitales y jurídicos. Gracias a DudasLegislativas, tiene la oportunidad de compaginar su vocación jurídica con la pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados