ITV: qué es, normativa, tipos y para qué sirve

Si tienes un vehículo como un coche o una moto, tienes que pasarle la ITV en el momento que la ley establezca. Pero, ¿en qué consiste exactamente la ITV? ¿Para qué sirve este trámite? En este artículo te explicaremos lo que debes saber acerca de la ITV.

¿Qué es la Inspección Técnica de Vehículos?

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es, como su nombre indica, una inspección que se realiza cada cierto tiempo a un vehículo con el objetivo de asegurar unas condiciones de seguridad mínimas y así, minimizar el riesgo de accidentes por causas técnicas. Además, contribuye a proteger el medio ambiente.

Es una inspección habitual llevada a cabo de forma semestral, anual y bienal. Tenemos que fijarnos en el tipo de vehículo, y en si es de nueva matriculación o no, para saber cuándo pasar la itv. Esto algo que debes tener muy en cuenta antes de seguir leyendo.

Esta inspección está regulada por el Real Decreto 2042/1994 y se rige por el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV, que publicó el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Para qué sirve la ITV

La ITV sirve para asegurar que el estado del vehículo y de sus elementos de seguridad es el adecuado para circular sin que ello represente ningún riesgo para los ocupantes del vehículo, los demás usuarios de la vía pública y el medio ambiente.

Normativa y leyes que regulan la ITV

Las normas jurídicas que regulan la ITV son las siguientes:

¿Qué debes saber antes de ir a pasar la ITV?

Tipos de ITV

Los vehículos pueden pasar dos tipos de ITV:

  • ITV periódica: es la inspección a la que se tienen que someter todos los vehículos de forma obligatoria, con la periodicidad establecida por la ley.
  • ITV no periódica: se trata de aquella que debe hacerse solo en determinados casos, por ejemplo para legalizar ciertas modificaciones realizadas en el vehículo, en caso de pre matriculaciones, para emitir duplicados de tarjetas de ITV, etc.

Documentación se necesita para pasar la ITV

Para pasar una inspección periódica de la ITV tendrás que aportar los siguientes documentos:

  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos.
  • También es aconsejable que tengas el recibo del seguro del vehículo en vigor, ya que en algunos casos se podría llegar a solicitar.

Si se trata de una inspección no periódica, es necesario ponerse en contacto directamente con la estación de ITV en la que se va a realizar el trámite para saber cuáles son los documentos que se requerirán según el caso.

¿Cuáles son los resultados que puede dar la ITV?

Una vez que sometes tu vehículo a la ITV, existen tres posibles resultados:

Favorable

El resultado favorable se da cuando el vehículo no presenta ningún fallo, o bien tiene algún defecto leve que no impide circular con él.

Cuando se obtiene el resultado favorable en la ITV, hay que poner la pegatina correspondiente en la esquina superior derecha de la luna delantera. Dentro del coche tienes que llevar el informe de la ITV, por si te lo solicita algún agente de la policía. 

Desfavorable

La inspección tendrá un resultado desfavorable si el vehículo presenta defectos que se deben reparar de forma obligatoria. En este caso, tienes que arreglar esos fallos y volver a la estación para pasar la ITV de nuevo. Solo podrás circular para salir de la estación, para llevar el coche a reparar y para volver a la estación a pasar de nuevo la ITV.

Si en el plazo de dos meses el vehículo no ha vuelto a pasar la ITV, la estación contactará con la Jefatura Provincial de Tráfico para proponer que se dé de baja. Por otra parte, si el vehículo se presentara a la revisión fuera de plazo, se considerará que la inspección es completa.

Negativa

El vehículo obtendrá un resultado negativo en la ITV si presenta defectos que hacen que la circulación con él resulte un riesgo. En este caso, el transporte del vehículo hacia el taller tiene que ser por otros medios que no sean circular con el propio vehículo (por ejemplo y fundamentalmente, en grúa).

Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados