Qué debo hacer para alquilar un piso legalmente como propietario

¿Tienes un piso vacío y estás pensando ponerlo en alquiler? En ese caso, es fundamental que sigas todos los pasos para alquilar el piso conforme a la legalidad y así evitarte posibles problemas con el inquilino. En este artículo te explicaremos todo lo que tienes que hacer para alquilar un piso.

Pasos y requisitos para alquilar un piso legalmente

Para alquilar un piso de manera legal, debes seguir los siguientes pasos:

1. Conseguir la cédula de habitabilidad

Si quieres alquilar tu vivienda, tienes que conseguir la cédula de habitabilidad del inmueble, ya que este documento acredita que tu propiedad cumple los requisitos técnicos necesarios para vivir en ella. En la cédula de habitabilidad se comprueba tanto la superficie útil, como el estado de la cocina o del baño, etc.

La cédula de habitabilidad es un documento que gestiona la comunidad autónoma en la que se encuentra el inmueble, y los pasos a seguir para conseguirla dependerán de la ciudad. En todo caso, no se puede alquilar una vivienda sin tener la cédula de habitabilidad, ya que este documento es el que asegura que se trata de un lugar en el que se puede vivir.

Si ya tienes la cédula de habitabilidad de tu piso, tienes que comprobar que esta se encuentra vigente y que es válida. Normalmente, este documento tiene una vigencia de 15 años.

2. Obtener el certificado de eficiencia energética

Este es un documento de creación más reciente, pero también es necesario hoy en día a la hora de alquilar un piso. En este documento se especifica la cantidad de CO2 que emite la vivienda que se va a poner en alquiler. El mejor nivel de eficiencia energética que se puede conseguir es el A, que suelen presentar viviendas más bien nuevas.

Si ya cuentas con un certificado de eficiencia energética, tienes que comprobar también que aún es válido, ya que este documento está vigente por un plazo de 10 años. En caso contrario, tendrás que contactar con un técnico cualificado para que evalúe la vivienda y la clasifique a nivel de eficiencia energética.

3. Redactar el contrato

En ningún caso debes alquilar el piso con un acuerdo verbal nada más, ya que puedes tener problemas muy graves con el inquilino en el futuro. Todo debe quedar por escrito, y de hecho, es aconsejable contar con la ayuda de un profesional que redacte este documento para que no quede sin recoger ninguna cláusula importante.

El contrato de alquiler debe estar correctamente redactado para que no incite a confusión, y su contenido se debe ajustar a la Ley de Arrendamientos Urbanos. En este documento tienen que aparecer tanto los derechos y obligaciones del arrendador y del arrendatario, como todos los acuerdos a los que lleguen las partes. Es igualmente importante hacer un inventario, para saber cuál es el contenido del piso en el momento en que se alquila.

4. Solicitar la fianza

Antes de que el inquilino entre a vivir en el inmueble debe abonar la fianza, que suele ser equivalente al importe de una mensualidad. Este dinero no es para ti, sino que tienes que depositarlo en el organismo correspondiente, según dónde se encuentre el piso. Una vez finalizado el contrato, tienes que devolvérsela al inquilino en un plazo de 30 días, a menos que exista una causa por la que te la puedas quedar (por ejemplo, por destrozos graves en el piso).

Igualmente, es aconsejable pactar un seguro del alquiler, para así asegurarte que las cuotas se van a pagar y que no tengas problemas en este sentido.

5. Para más seguridad, contacta con una inmobiliaria

Aunque ya te hemos explicado los pasos fundamentales para alquilar un piso, te recomendamos que para este trámite cuentes con los servicios de una agencia inmobiliaria. Esto no supondrá ningún coste para ti, ya que la inmobiliaria lo que hará será cobrarle sus honorarios directamente al arrendatario.

Sin embargo, contar con este servicio profesional te dará la tranquilidad de redactar el contrato con las mejores condiciones para ti y sin que falte ningún aspecto importante. Además, la inmobiliaria hará lo posible para que encuentres un inquilino, ya que a la agencia también le interesa que esto ocurra.

No obstante, sí te recomendamos que no firmes un pacto de exclusividad. Si otra inmobiliaria se entera de alguna forma de que tu piso está en alquiler, con toda probabilidad se podrá en contacto contigo para ofrecerte también sus servicios. Y si has aceptado la exclusividad con otra agencia, perderás esa oportunidad.

¿Qué debes saber si quieres alquilar un piso a otra persona?

Es importante que conozcas los siguientes temas para no tener problemas con el inquilino:

Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados