¿Qué hacer si recibes una citación judicial en tu domicilio?

Son muchas las personas que reciben una citación judicial y no tienen ni idea qué hacer ni saben a qué puede deberse, ya que en ocasiones estas comunicaciones no son fáciles de interpretar. Si te encuentras en ese caso, en este artículo vamos a explicarte lo que necesitas saber si has recibido una citación judicial.

¿Qué es una citación judicial?

Una citación judicial o cédula de citación es un escrito judicial por el que se insta a su destinatario a acudir a una determinada sede judicial en una fecha y hora concreta.

Esta comunicación puede ir dirigida a:

  • La persona que ha denunciado o se ha querellado.
  • La persona contra la que han denunciado o se han querellado, o un testigo. Esta comunicación la recibe la persona a la que va dirigida en su propio domicilio.

¿Qué contiene una citación judicial?

El contenido de la citación judicial viene recogido en el artículo 175 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, según el cual, este debe contener:

  • El Juez, Tribunal o Letrado de la Administración de Justicia que ha dictado la resolución.
  • La fecha y la causa de la resolución.
  • Los nombres y apellidos de los citados y los domicilios de los mismos.
  • El objeto de la citación.
  • En condición de qué se cita al citado.
  • Día y hora y lugar en que se tiene que presentar el destinatario.
  • La obligación, en caso de haberla, de acudir al primer llamamiento bajo multa de 200 a 5.000 euros, y si fuera ya el segundo llamamiento, la de concurrir, con la advertencia de ser perseguido por un delito de obstrucción a la justicia.

¿Es obligatorio acudir a una citación judicial?

Sí, siempre que se reciba una citación judicial es obligatorio acudir al juzgado y en la fecha que se indiquen en el escrito.

¿Por qué motivos pueden citarme para acudir al juzgado?

Pueden mandarte una citación judicial porque seas testigo de unos hechos que van a ser juzgados, o bien como investigado o como perjudicado en los mismos.

Citación judicial si eres testigo

Una de las razones por las que puedes recibir una citación judicial es porque seas llamado como testigo a un procedimiento judicial.

El artículo 410 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que las personas residentes en España, que no estén impedidas, tienen la obligación de concurrir al llamamiento judicial para declarar todo aquello que sepan sobre lo que sean preguntadas, cuando reciban una citación judicial para ello.

Sin embargo, el testigo puede no tener que declarar si concurre alguna de las causas de los artículos 416 y 417 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (por razones de parentesco, edad, discapacidad, etc.).

Citación judicial si eres investigado

También puedes recibir una citación judicial por ser investigado en un procedimiento judicial que está en curso, y que puede ser por un delito leve, o bien un procedimiento abreviado u ordinario.

Si te han citado como investigado por un delito leve, no es obligatorio que acudas a la cita judicial con abogado, pero sí recomendable. Es importante que, en uno o en otro caso, reúnas todas las pruebas que puedas a tu favor.

Por otra parte, tanto el procedimiento abreviado como el ordinario constan de una fase de instrucción y otra de juicio oral, y puedes ser llamado en cualquier de ellas.

Tanto en un caso como en el otro tendrás que acudir representado por un procurador y asistido por un abogado.

Citación judicial si eres perjudicado

Otra razón por la que puedes recibir una citación judicial es para informarte de que esté teniendo lugar un procedimiento judicial, y para ofrecerte que te persones en el mismo si lo deseas, ya que eres una persona perjudicada por los hechos que se enjuician.

¿Qué pasa si no me presento a una citación judicial?

El artículo 967.2 de la Ley de Enjuiciamiento criminal indica que si los testigos, las partes (y los peritos) no comparecen ni alegan causa justa para no hacerlo, pueden ser sancionados con multa de 200 a 2.000 euros.

No obstante, la multa puede llegar a ser de 5.000 euros en los casos en los que el citado en calidad de investigado no se presenta a un procedimiento abreviado u ordinario.

Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados