Requisitos para alquilar un piso: qué piden, qué necesitas, documentación y trámites

¿Tienes que alquilar un piso y no sabes qué te pueden pedir? Alquilar un piso no es complicado, pero sí es cierto que tienes que cumplir ciertas condiciones. Por ello, a continuación vamos a explicarte cuáles son los requisitos para alquilar un piso.

¿Qué requisitos piden para alquilar un piso?

Si vas a alquilar un piso, hay algunos requisitos que tienes que reunir:

  • Debes pagar la fianza establecida, que es equivalente a una mensualidad.
  • Tendrás que aportar los documentos que se requieren al alquilar un piso, que son los relativos a tus datos de identificación y a tu situación económica o laboral.
  • También deberás pagar la primera cuota por adelantado.
  • Si has alquilado a través de una inmobiliaria, tendrás que pagar sus honorarios (que a menudo, también coinciden con el importe de una mensualidad, aunque no hay una regla fija al respecto).

Salvo que el arrendador te pida alguna otra garantía adicional, estos serían todos los requisitos que tendrías que cumplir al alquilar un piso.

Condiciones obligatorias si vas a alquilar un piso

Es fundamental que sepas cuáles son tus derechos y obligaciones básicas como inquilino, para que, en el momento de alquilar, puedas negociar tus condiciones. Te recomendamos echar un vistazo a la guía de qué debes saber si vas a alquilar un piso.

Obligaciones como inquilino

  • Pagar la fianza, tal como establece la ley.
  • Pagar las mensualidades del alquiler en plazo.
  • Mantener en piso en buen estado.
  • No subarrendar parte del piso sin tener el consentimiento de su propietario.
  • Portarte de forma adecuada con los vecinos.

Derechos como inquilino

  • Recuperar la fianza una vez que termine el alquiler, si no has provocado ninguna situación por la que el arrendador tenga derecho a quedársela.
  • Habitar el piso durante el tiempo que dure el alquiler.
  • Conservar el alquiler incluso si el inmueble pasa a ser propiedad de otra persona.
  • Deducirte en la declaración de la renta una parte del alquiler.

Condiciones que deben ir en el contrato de alquiler

Sabiendo ya todo esto, estarás en disposición de negociar las condiciones de tu alquiler, que se tendrán que plasmar finalmente en el contrato de arrendamiento. Pues bien, las condiciones fundamentales son:

  • La mensualidad, la forma de pagarla y el plazo para hacerlo.
  • El importe de la fianza.
  • Las condiciones de mantenimiento del piso.
  • Quién se encargará de pagar los suministros y los restantes pagos del piso.
  • El inventario del mobiliario y su estado al plasmar la firma.
  • Las posibles causas para la resolución del contrato.

Documentación necesaria para alquilar un piso

A la hora de alquilar un piso, vas a tener que presentar dos tipos de documentos:

Documentos personales

Para alquilar un piso es necesario identificarse, ya que el propietario tiene que saber a quién va a alquilar la vivienda exactamente. Por lo tanto, vas a tener que presentar tu DNI. Si eres extranjero, deberás aportar otro documento acreditativo de tu identidad; es decir, tu pasaporte o TIE.

Igualmente, tendrás que presentar el documento de identidad de todas las personas que vayan a vivir contigo en el piso. Si son personas mayores de edad, su nombre tendrá que estar reflejado en el contrato.

Documentos económicos

La principal preocupación de un arrendador suele ser que el arrendatario pague la cuota del alquiler. Y aunque esto nunca es 100% seguro, para cerciorarse en la medida de lo posible de que está alquilando el piso a una persona que podrá pagar la cuota del alquiler, le pedirá una serie de documentos que acrediten que tiene solvencia económica para ello.

Por lo tanto, al alquilar un piso te pedirán tu nómina. En algunos casos también pueden solicitarte tus últimos movimientos bancarios, para comprobar si realmente tienes capacidad para hacerte cargo del alquiler. También es posible que te pidan un certificado de incidencias bancarias, para saber que no tienes impagos o descubiertos en tu cuenta.

Si eres estudiante y no tienes trabajo, lo normal es que el arrendador te pida estos mismos documentos pero de tus padres, que tendrán que avalarte en el pago del alquiler.

Trámites para alquilar un piso de principio a fin

Los trámites para alquilar un piso no son nada complicados, siempre y cuando cuentes con los documentos que hemos visto antes y la comunicación con haya buen entendimiento con el arrenador. Básicamente, todo lo que tienes que hacer es:

  • Aportar todos los documentos que te pedirá el arrendador.
  • Negociar las condiciones del contrato, si crees que hay aspectos que puedes mejorar a tu favor.
  • Depositar la mensualidad por adelantado y la fianza.
  • Si ha intervenido una inmobiliaria, pagarle sus honorarios.
  • Firmar el contrato y recibir las llaves.

Como inquilino, ¿qué le puedes pedir al propietario?

Igual que el arrendador te pedirá una serie de documentos, tú también puedes solicitarle determinada documentación si lo deseas:

  • La cédula de habitabilidad, para comprobar que se trata de una vivienda habitable.
  • La escritura de propiedad del piso, para comprobar que la persona que te lo está intentado alquilar realmente es el dueño. A menos que conozcas a esa persona o tengas referencias fiables, es muy importante que le pidas este documento, para que en ningún caso puedan acusarte de okupación.
  • El certificado energético del piso. Te corresponde tener una copia de este documento.
  • Las facturas de los suministros, para asegurarte de que no hay ningún pago pendiente que te pueda perjudicar.
  • La licencia de primera ocupación, que acredita que las obras hechas en el piso cumplen con lo previsto en proyecto.
  • Una copia del contrato de alquiler.
  • El depósito de la fianza en el organismo correspondiente.

¿En qué casos pueden pedirme un aval para alquilar un piso?

No hay una serie de casos concretos en los que el arrendador pueda solicitarte un aval, sino que esto quedará a su criterio. Por lo general, si el dueño del piso ve que tus ingresos no son muy altos o que no tienes una posición económica suficientemente estable, te pedirá un aval.

Existen dos formas de presentar un aval:

  • Que una persona sea tu avalista. Tiene que ser una persona que sí tenga esa posición económica que desea el arrendatario. Es habitual que los padres sean avalistas de sus hijos.
  • Conseguir un aval bancario. Consiste en solicitar y obtener el aval en el banco, para que el arrendador lo ejecute en caso de impago. Tiene un coste que tendrá que asumir siempre el inquilino, y el banco lo considera como un préstamo.
Autor: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados