Cómo trabajar en Correos: pruebas, requisitos, opciones para conseguir un puesto y preguntas frecuentes

Trabajar en Correos es para muchas personas un objetivo a conseguir, principalmente por las numerosas ventajas que ofrece este puesto, entre las que destaca la seguridad y las condiciones laborales. Pero la forma de conseguirlo puede llegar a ser complicado por el gran número de aspirantes que pretenden alcanzar los limitados puestos que salen anualmente.

Si el otro día hablamos del temario de Correos, hoy nos toca mencionar todos los aspectos de la empresa, cómo funciona y la mejor forma de conseguir formar parte de su personal.

¿Qué es Correos?

La Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos (Correos) es la empresa de correspondencia postal en España. Se trata de una organización estatal, por tanto, su dominio y administración está en manos del Estado español.

Correos se encarga de administrar, repartir y entregar gran parte del correo postal que circula en España. Se organiza por zonas de reparto (provincias, localidades, pueblos, distritos, etc.). Es una empresa de crecimiento sostenido con más de 2.250 oficinas en todo el país. Pero no solo tiene oficinas presenciales, sino que también ofrece oficinas virtuales donde se gestionan la mayoría de las solicitudes diarias.

Según pasa el tiempo y avanzan las tecnologías, Correos también apuesta por la mejora (tecnología de control por radiofrecuencia, PDA asignadas a los carteros y aparatos postales electrónicos). Además, también cuenta con otras empresas derivadas de Correos:

  • CorreosExprés: se encarga de la paquetería de carácter urgente.
  • Nexea: lleva a cabo el asesoramiento, diseño y entrega de correspondencia entre empresas generadoras de comunicaciones en masa.
  • Correos Telecom: se encarga del funcionamiento de las telecomunicaciones en todo el consorcio de Correos y sus filiales.

Horarios, sueldos y condiciones

El horario es continuo, es decir, se trabaja siete horas seguidas (desde las 08:00h hasta las 15:00h, o bien de tardes, es decir, desde las 11:00h hasta las 18:00h). Además, ofrece 40 días anuales de vacaciones y permisos para resolver asuntos propios.

Hace poco actualizamos la información de cuánto se cobra en Correos, pero para resumir, los salarios de los trabajadores de Correos suelen cubrir las expectativas de la mayoría de los trabajadores y aspirantes, varía según la ocupación y la jornada. Para que nos hagamos una idea, un ayudante en Correos puede ganar 1200€ mensuales, el personal oficial base y de reparto puede ganar 1300€ mensuales y un técnico superior puede ganar 2800€ mensuales.

Requisitos para trabajar en Correos

  • Presentar buenas condiciones de salud, tanto físicas como mentales. Para valorar este requisito, en alguna de las fases del proceso de admisión, el solicitante tendrá que someterse a un chequeo médico de descarte.
  • El mínimo de edad para presentarse a Correos es de 18 años. No hay un máximo de edad marcado para hacer contrataciones, sin embargo, no es habitual que contraten a gente mayor de 60 años. Todo dependerá de los requerimientos de la empresa para un momento determinado.
  • Es importante tener algunas de las titulaciones para trabajar en Correos como el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Sin embargo, si el solicitante posee algunas de las certificaciones que avalen las aptitudes para el puesto que aspira, también se aceptarán.
  • Si el solicitante ya ha trabajado en Correos anteriormente, es imprescindible que presente un expediente limpio y no haya sido nunca expulsado por fallas o disciplina. Si el solicitante estuvo en un período de pruebas en Correos y no superó la fase, tampoco podrá ser admitido de nuevo.
  • El solicitante tampoco podrá ser admitido en Correos si ha sido inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas. Recordamos de nuevo que Correos es una empresa que le pertenece al Estado.
  • Es necesario poseer los permisos laborales reglamentarios que exige la Unión Europea para ejercer trabajos en España.

Prepararse la oposición de Correos

Para prepararse a la oposición de Correos, es importante conocer en qué consisten las pruebas de las oposiciones, que varían en función de la vacante, es decir, no serán las mismas pruebas para una vacante a repartidor que para atención al cliente. No obstante, la estructura principal es bastante parecida y está constituida por:

  • Prueba común: consta de diez preguntas psicotécnicas y 50 preguntas generales del programa. El examinado dispone de 55 minutos para completarla.
  • Prueba específica: consta de 40 preguntas relacionadas al programa. Además, el examinado tendrá que estar preparado para una prueba de reparto y/o de atención al cliente. Esta la opción de presentarse a una de las pruebas o a ambas, para así tener más opción de oportunidad laboral.

La convocatoria de la oposición en Correos se hace de manera provincial, esto significa que cada provincia podrá ofertar oposiciones independientes según sus requerimientos de personal.

¿Qué puestos de trabajo hay en Correos?

Las oposiciones provinciales ofrecen vacantes para los siguientes tres puestos de trabajos:

  • Administrativo: se encargan desde la organización de documentos hasta de la clasificación de los envíos. La empresa está en búsqueda eventual de personas que puedan desempeñar estas funciones.
  • Atención al cliente: es uno de los puestos de mayor importancia en Correos. Estas vacantes son muy comunes y muy valoradas para aquellas personas que logran ser seleccionadas.
  • Reparto de paquetes y envíos: es la parte principal del Correos. Debido al crecimiento de la empresa y el aumento de la demanda de servicios, cada vez se requiere un mayor número de repartidores.

¿Es muy difícil aprobar la oposición?

Realmente, aprobar la oposición no es tan complicado si se compara con otras oposiciones que tienen más pruebas, por ejemplo las oposiciones de policía. Pero eso no significa que lo pueda aprobar cualquiera, es importante tanto aprobar el examen, como tener y conseguir méritos (por ejemplo, inscribiéndose a la Bolsa de Trabajo de Correos).

Es un proceso exigente que se debe a las normas y al buen servicio que la empresa pretende prestar a sus clientes.

¿Qué pasa si apruebo y no consigo plaza?

Es probable que suceda, puesto que no solamente se valora el resultado de la clasificación de las pruebas, sino también unos méritos. Si otras personas han reunido más méritos en puestos puntuales de la Bolsa de Trabajo de Correos, tendrán más posibilidades de ser seleccionadas. Se recomienda reunir méritos poco a poco a partir de trabajos puntuales y luego participar en el examen de las oposiciones.

¿Pueden trabajar los extranjeros?

Es necesario presentar la nacionalidad española. Sin embargo, también podrán trabajar en Correos cualquier otro ciudadano de la Unión Europea. En ambos casos, tienen que presentar la documentación correspondiente que acredite tanto la nacionalidad española como la de la Unión Europea.

¿Se puede trabajar sin oposición?

Las oposiciones no es el único mecanismo que te puede permitir entrar a trabajar en Correos. También se puede conseguir con un puesto en la Bolsa de Trabajo de Correos.

Las Bolsas de Trabajo de Correos ofrecen trabajos precisos y puntuales, es decir, la duración de la vacante es limitado (normalmente, no superan los dos meses). Se publican de manera esporádica, por lo que hay que estar atentos. Para poder estar admitidos en las Bolsas de Trabajo también hay que pasar un proceso de selección, pero se trata de algo más sencillo y especifico que las oposiciones.

Es una alternativa viable para trabajar en Correos, pero, además, si nos admiten y nos conceden alguna vacante, conseguiremos méritos. Estos méritos son los puntos finales que nos ayudarán a estar más valorados que otros solicitantes y, por tanto, cuantos más méritos tengamos, más posibilidades tenemos de conseguir un puesto fijo en Correos a través de las oposiciones. Por eso, se recomienda conseguir primero estar en la Bolsa y conseguir méritos y luego, presentarse a las oposiciones.

Artículos Relacionados