VAT en España: qué es, diferencias con CIF y cómo se consigue

En este artículo te explicamos en qué consiste el VAT, un código que deben obtener los empresarios previamente a realizar determinadas operaciones comerciales.

¿Qué es el número VAT en España?

El VAT (Value Added Tax), llamado también NIF intracomunitario o NIF-IVA, es un código de identificación que deben tener los autónomos y sociedades que vayan a hacer transacciones comerciales con otras empresas comunitarias. Sin disponer del VAT no se pueden emitir facturas a otros países de la Unión Europea.

Por otro lado, el VAT es necesario para no tributar por el IVA en aquellas operaciones que se realizan entre empresas o profesionales procedentes de estados de la Unión Europea, siempre que se haya solicitado el ROI (Registro de Operador Intracomunitario).

En concreto, la Agencia Tributaria indica que tienen que solicitar el VAT aquellos profesionales o empresarios que:

  • Hagan entregas o adquisiciones a nivel intracomunitario de bienes que estén sujetas a IVA.
  • Presten servicios localizados en otros países comunitarios, si el destinatario es el sujeto pasivo.
  • Reciban servicios de empresas que no están establecidas en territorio peninsular o Baleares y se aplique la inversión del sujeto pasivo.

Diferencia del VAT con el NIF, CIF y VIES

Vamos a ver cuáles son las diferencias del VAT con estos otros tres conceptos:

Diferencia del VAT con el NIF

La principal diferencia del VAT con el NIF es que mientras que el NIF es necesario para realizar cualquier tipo de transacción comercial, aunque sea dentro de España, se requiere contar con el VAT para operar a nivel intracomunitario (es decir, con otros países de la Unión Europea).

Al hilo de este tema, cabe destacar que el VAT viene formado por las iniciales del país de residencia, y a continuación el NIF del empresario. De este modo, el VAT de un autónomo en España sería las iniciales ES y después su NIF.

Diferencia del VAT con el CIF

En relación a la diferencia del VAT con el CIF, hay que aclarar que hoy en día el CIF ya no existe, aunque haya personas que siguen utilizando este término. En la actualidad las empresas, como personas jurídicas, cuentan con un NIF, al igual que las personas físicas. Es decir, el antiguo CIF es a día de hoy el NIF.

Diferencia del VAT con el VIES

Con respecto a la diferencia del VAT con el VIES, el VAT es el código necesario para operar a nivel comercial con otros estados de la Unión Europea. Por su parte el VIES hace referencia al ROI, que como hemos visto, es el Registro de Operador Intracomunitario. Es decir, el VIES es un sistema que permite comprobar si se ha solicitado el VAT, y cuál es el código correcto.

Cuando en el VIES no aparece el VAT de un determinado empresario puede deberse a tres razones: a que no se ha dado de alta en el VIES, a que no se ha activado el registro, o a que este no se ha completado.

Como se puede intuir, resulta de vital importancia hacer las comprobaciones necesarias en el VIES antes de llevar a cabo operaciones comerciales con otros profesionales de la Unión Europea. En caso de hacer alguna transacción intracomunitaria sin tener el VAT en regla, habrá que hacer frente a la sanción correspondiente por parte de la Agencia Tributaria.

¿Cómo se solicita el VAT en España?

Para obtener el VAT es necesario en primer lugar tener un NIF como empresario. Si ya cuentas con uno, debes solicitar el VAT a la Agencia Tributaria acudiendo personalmente (para lo cual debes obtener cita previa), o bien a través de su página web (siempre que tengas DNI electrónico, certificado digital o Clave PIN).

Una vez realizada la solicitud, la Agencia Tributaria resolverá si conceder el VAT en un plazo máximo de 15 días. En caso de que la solicitud sea admitida, el destinatario del VAT recibirá una notificación, y podrá empezar a operar con otros empresarios de la Unión Europea.

Pero también puede darse el caso de que la Agencia Tributaria deniegue conceder el VAT. Si esto sucede, el solicitante también recibirá una notificación, en este caso con la resolución desestimando la solicitud. En ese mismo documento se explicará el procedimiento que hay que seguir para recurrir la decisión.

¿Cómo puedo saber mi VAT o el de una empresa?

Como hemos visto anteriormente, es posible consultar el VAT propio a través del sistema VIES. Además es conveniente acceder a este registro una vez aprobado el VAT, para comprobar que en efecto este ha quedado debidamente registrado, y por lo tanto se puede comenzar a operar con otros países comunitarios. Y esta herramienta también sirve para consultar el VAT de otras empresas.

Pues bien, para comprobar el VAT propio o el de otra empresa hay que dirigirse al enlace al sistema VIES, y hacer clic en el apartado “Autoconsulta de operador intracomunitario español: detalle de nombre y dirección”, o en “Consultar operadores intracomunitarios No españoles”.

Redacción: María Gil

Me licencié en Derecho en 2014 y tengo el Máster en Abogacía desde 2016. Por otra parte, trabajo desde 2015 redactando artículos en medios digitales. Y gracias a Dudaslegislativas, tengo la oportunidad de compaginar mi vocación jurídica con mi pasión por el mundo de Internet. Redes sociales: Twitter y Linkedin.

Artículos Relacionados