Préstamos entre familiares y particulares: cómo funcionan, préstamos a 0% interés y cómo pedirlos legalmente

Pedir un préstamo a un familiar es una opción de financiación muy cómoda, ya que normalmente el dinero se presta sin intereses, y además suele existir una libertad para negociar las condiciones del crédito de la que no se disfruta en una entidad bancaria.

Sin embargo, para formalizar legalmente un préstamo entre familiares hay que seguir algunas reglas que te explicaremos en este artículo. Es muy importante seguirlas para no tener problemas con la Agencia Tributaria.

Dar dinero entre familiares o particulares: ¿donación o préstamo?

Lo que ocurre es que si por ejemplo un padre da un dinero a su hijo, y este no lo declara, puede recibir una sanción de la Agencia Tributaria.

Si es un préstamo es necesario devolver el dinero, aunque sea sin intereses. También habrá que responder por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en la modalidad TPO (transmisiones patrimoniales onerosas).

Ahora bien, si se trata de un regalo que el padre quiere hacer a su hijo, hablamos de una donación, por lo que se debe formalizar el contrato ante notario y hay que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Normativa: ¿dónde se regulan los préstamos entre familiares y particulares?

Los préstamos entre familiares y particulares vienen regulados en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo.

¿Qué debes saber si vas a pedir dinero a otra persona?

Aunque pedir dinero a un particular puede ser una buena idea para no generar intereses, o si el banco no nos concede el préstamo que necesitamos, hay algunos aspectos que se deben tener en consideración antes de decidirse a dar el paso.

  • Es fundamental que queden claras todas las condiciones del préstamo. Al no pedírselo a una entidad financiera se corre el riesgo de no establecer los detalles del préstamo, pero este es un error que hay que procurar no cometer para no tener problemas con la otra persona.
  • Hay que hacer que el préstamo conste en la Agencia Tributaria, ya que en caso contrario se podría considerar una donación encubierta, y podría haber problemas fiscales.
  • Este tipo de préstamos están regulados por la ley, por lo que es imprescindible estar totalmente seguro de poder hacer frente a su devolución sin ningún problema.
  • Aunque la persona a la que le pidamos el dinero sea alguien de nuestra confianza, tenemos que tener muy presente que tenemos derechos y también obligaciones. Es decir, que debemos dar a este préstamo el mismo tratamiento que si fuera uno bancario.

Hacienda: ¿cómo tributan los préstamos entre familiares?

Como acabamos de ver, hay que evitar que en la Agencia Tributaria puedan pensar que estamos tratando de encubrir un préstamo. Para ello es necesario que Hacienda conozca de la existencia del mismo, teniendo en consideración algunos aspectos:

1. Los préstamos entre familiares se rigen por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, pero no están sujetos a tributación. Lo cual supone que si bien es obligatorio liquidar este impuesto, no habrá que pagar cantidad alguno por este concepto.

2. Dicho impuesto debe ser liquidado por el prestatario, que es quien recibe el dinero, a través del modelo 600. Junto al cual hay que presentar los siguientes documentos:

  • Contrato original del préstamo.
  • Copia simple de dicho contrato.
  • En su caso, los documentos que acrediten que se cumplen los requisitos para acceder a algún beneficio fiscal.

3. Para liquidar el impuesto existe un plazo de un mes desde que se firma el crédito.

4. En los préstamos en los que no existe aval ni garantía, la base imponible a declarar es el importe del préstamo. Si el crédito tiene alguna garantía, la base imponible coincide con el importe de la obligación o el capital garantizado.

5. En caso de no constar la suma garantizada, la base imponible será el capital más tres años de intereses.

6. Cuando la persona que preste el dinero cobre por hacerlo, tendrá que declarar los beneficios en la Agencia Tributaria como rendimientos del capital mobiliario.

7. No es necesario justificar con ningún documento la relación de parentesco con la otra persona.

Préstamos a 0% interés: ¿cómo funcionan?

Normalmente cuando se presta dinero hay que devolver el importe del préstamo más unos intereses, pero en el caso de los préstamos entre familiares a menudo no es así.

No hay obligación ninguna de cobrar intereses en estos casos. Y la realidad es que al tratarse de créditos entre personas a las que une una relación familiar, el dinero se suele prestar sin ningún fin lucrativo, sino solamente por ayudar.

En España la ley no obliga a que los préstamos familiares tengan intereses. Lo único que establece es que se recoja en el contrato que es un préstamo sin intereses.

¿Cómo debes pedir correctamente el dinero a otra persona paso a paso?

Es importante documentar correctamente el préstamo para no tener problemas con la Agencia Tributaria. De ahí la importancia de realizar un contrato, sobre todo cuando el préstamo asciende a una cierta suma de dinero.

En el contrato de préstamo entre familiares deben aparecer los siguientes datos:

  • Lugar y fecha en que se celebra el contrato.
  • Identificación del prestamista y el prestatario.
  • Cantidad de dinero que se presta.
  • Intereses que se aplican. En caso de no haber intereses, se hará constar expresamente.
  • Plazo y forma de devolver el dinero.
  • Firma de las partes.

Habrá que presentar en la Agencia Tributaria el modelo 600 debidamente cumplimentado, ya que hay que liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aunque por la condición de préstamo familiar no haya que pagar nada por el mismo. También hay que presentar tres copias del contrato.

Resulta de vital importancia guardar estos documentos y aquellos con los que se acredite que se ha ido pagando el préstamo. Esta será la única forma de demostrar que el préstamo es entre familiares, y que se ha formalizado correctamente, si Hacienda hace alguna reclamación.

¿Qué pasa si el prestamista fallece antes de recuperar el dinero?

Si el prestamista fallece antes de devolver el préstamo, la cantidad que todavía hay que reembolsar se tendrá que pagar a los herederos.

También puede darse el caso de que el beneficiario del préstamo sea heredero del prestamista. En este caso no tendrá que devolver la cuantía del crédito, que se integrará como parte de su herencia. Si se trata del único heredero, la deuda se extingue.

¿Qué pasa si fallece quién tiene que devolver el dinero?

Cuando es el prestatario quien fallece, sus herederos tienen que pagar la deuda pendiente al prestatario si aceptan la herencia.

Artículos Relacionados