Impuesto de circulación: Cuándo, dónde y cómo pagarlo, precio y cómo saber si está pagado

Actualmente, la gran mayoría de conductores tenemos que pagar una serie de impuestos para poder utilizar nuestros vehículos. Uno de ellos es el tan conocido impuesto de circulación.

Es posible que nos surjan algunas dudas como por ejemplo: ¿Quién debe de pagarlo si compramos un coche de segunda mano? ¿Cómo puedo pagarlo? ¿Cuánto cuesta este impuesto? Antes de adquirir un coche nuevo, convendría conocer los gastos fijos que tendremos que abonar por él.

¿Qué es el impuesto de circulación?

El impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM), más bien conocido como impuesto de circulación, es una tasa anual que todos los conductores están obligados a pagar a lo largo de la vida del vehículo, independientemente si se conduce por la vía pública o está inmóvil en un garaje.

Este impuesto tiene validez desde el 1 de enero al 31 de diciembre. Se aplica en toda España, pero no de la misma manera. El nombre oficial provoca confusión en muchas personas, ya que los vehículos de tracción mecánica no incluyen a los vehículos eléctricos. Evidentemente, hace 30 años, cuando esta tasa entró en vigor, no había prácticamente coches eléctricos.

Sin embargo, en la actualidad, los conductores de los coches eléctricos también están obligados a pagarlo. Se calcula, que solamente este impuesto aporta más de 3 millones a las arcas del estado cada año.

¡Error común! Muchas veces se tiende a confundir con el impuesto de matriculación, pero no es lo mismo. El impuesto de matriculación es una tasa que solamente pagamos una sola vez: cuando compramos un coche nuevo. Es posible que se dé el caso que tengamos que pagar ambos impuestos, si nos acabamos de comprar un coche.

¿Quién debe pagar el impuesto de circulación?

Es una obligación que recae sobre el titular del vehículo, independientemente de si es una persona física o jurídica. El titular se librará de pagarlo solo si da de baja su coche en la Jefatura Provincial de Tráfico.

¿Qué pasa si el coche que compramos es de segunda mano? No hay ningún problema: el vendedor debería entregar el justificante de pago de dicho impuesto al comprador y una vez se haya cambiado el titular, el comprador (que ahora será el titular) tendrá que pagar este impuesto a partir del año siguiente.

No obstante, existen una serie de vehículos que no están obligados a pagar el impuesto de circulación por su finalidad. Los vehículos EXENTOS de pagar son:

  • Vehículos destinados al transporte público de viajeros.
  • Vehículos de uso agrícola.
  • Ambulancias.
  • Vehículos con matrículas diplomáticas.
  • Vehículos históricos o de coleccionista.
  • Vehículos adaptados para personas con movilidad reducida.
¿Qué sucede si no pagamos el impuesto de circulación? Pasaría como cualquier otro impuesto municipal, se nos iría acumulando como una deuda municipal, pero además, es posible que recibamos una multa de tráfico. Si la deuda alcanza los 500€, el ayuntamiento puede iniciar el proceso para embargar el vehículo o tus bienes hasta que se salde la deuda. Por lo tanto, lo más recomendable es pagar cada año el impuesto de circulación.

Cuándo y Dónde: Pagar el impuesto de circulación

El receptor de este impuesto será nuestro ayuntamiento. Se suele cargar el último trimestre de cada año, pero depende de cada ayuntamiento (hay algunos que lo hacen entre abril y junio).

Tenemos diferentes opciones de pago, que también dependen según los ayuntamientos:

  • Domiciliación del impuesto, es decir, nos los cargan en nuestra cuenta bancaria cada año.
  • Podemos esperar a que nos llegue una carta de pago y abonarla en el banco o en el propio ayuntamiento, dentro del plazo que se establece para hacer dicho pago.
  • On-line, es decir, por internet. Hay que rellenar un formulario electrónico y elegir si el pago lo quieres hacer a través de la web (utilizando una tarjeta bancaria y la firma electrónica) o también se puede entregar el formulario rellenado en cualquier entidad colaboradora y efectuar allí el ingreso.
  • También se puede hacer por teléfono, pero no es muy habitual. Tendrás que ofrecer tus datos personales y los del vehículo para que el ayuntamiento genere la autoliquidación. Recibirás una notificación a tu correo electrónico que tendrás que imprimir y acudir a cualquier entidad colaboradora para pagarla.
  • En la casa consistorial o en oficinas de atención al ciudadano.

En cualquiera de los casos, hay que estar muy pendientes de la fecha (a no ser que se domicilie porque se encargan ellos de hacerlo) porque si se nos pasa, nos pueden sancionar con recargos.

Precio impuesto de circulación: ¿Cuánto hay que pagar?

Como hemos dicho, depende de los ayuntamientos de cada ciudad. De las capitales de provincia, la que tiene el impuesto de circulación más elevado es San Sebastián. Por el contrario, en la ciudad autónoma de Melilla, la tasa es cinco veces inferior.

Otros factores que influyen en el precio de esta tasa son la potencia, los cilindros, la contaminación, el carburante y el tipo de vehículo. Desde 2018, los vehículos eléctricos, híbridos o enchufables tienen una rebaja de hasta el 70% o 75% en este impuesto en las ciudades de Barcelona y Madrid.

Impuesto de circulación en Madrid: Precio tasas

Para poner un ejemplo de por donde rondan los precios de este impuesto podéis ver a continuación los de Madrid:

impuesto circulacion madrid precio

¿Ya lo has pagado?: Como saber si esta pagado el impuesto de circulación

Es muy sencillo hay dos formas de saberlo:

  • La primera forma y más rápida es comprobando nuestro registro de pagos realizados en nuestro banco. De forma online mediante la web del banco o presencial, en la sucursal que te hayan asignado. Si no lo encontramos recurriremos a la segunda forma.
  • La segunda forma es un poco más compleja. Tendremos que ir a la web de la dgt en el apartado de “informe de tu vehículo” y acceder mediante Cl@ve (sistema que tiene el estado para hacer gestiones en todos los ámbitos). Si no tienes Cl@ve tendrás que conseguir una (por ejemplo en la oficina de la seguridad social más cercana). Este informe nos dará como resultado toda la información acerca de nuestro vehículo y ahí sabremos si está pagado el impuesto de circulación.

Artículos Relacionados