Horas extras: qué son, cotización, calculo, sanciones y prohibiciones

Las horas extras o también llamadas horas extraordinarias es un tema que cada vez provoca que surjan más dudas entre los ciudadanos españoles y latinoamericanos, debido a que las empresas no cumplen con las normas en muchas ocasiones.

Para poder defendernos ante una situación como esta, necesitamos conocer bien la norma general y saber cómo calcular las horas extras y ordinarias que realizamos, quién está obligado y quién prohibido, los tipos de horas extraordinarias que hay y conocer que hay una nueva norma que ampara a todos los trabajadores para evitar abusos laborales y fraudes. Además, hemos incluido un apartado de sanciones que se pueden imponer por no cumplir la ley de horas extras.

Recomendado: ¿Sabes cómo pedir una excedencia en tu trabajo?

¿Qué es la jornada ordinaria?

Actualmente en España, el Estatuto de los Trabajadores reconoce en el artículo 34 que la jornada ordinaria es de un máximo de 40 horas de trabajo semanales. La norma general es hacer nueve horas como máximo al día y desde que termina una jornada laboral hasta que comienza la siguiente deben pasar doce horas.

Ahora bien, es verdad que la duración de la jornada laboral se pacta en los convenios colectivos o en los propios contratos de trabajo, pero siempre respetando la duración máxima y las doce horas de diferencia. Esto quiere decir que las horas pueden estar distribuidas según el convenio, pero siempre respetando las horas máximas.

¿Qué son las horas extras o extraordinarias?

Tal y como se explica en el artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores, cada hora que sobrepase las 40 horas se conoce como horas extras o extraordinarias. En este último artículo, también se explica que estas horas extraordinarias se abonan según convenio colectivo o contrato individual, pero la cuantía nunca será inferior al valor de la hora ordinaria.

Dicho de otra manera, las horas extras estarán mejor pagadas que las ordinarias. Otra opción para compensar las horas extras es mediante tiempos equivalentes de descanso, es decir, días libres. Si todo esto no se pacta de antemano, se dará por hecho que las horas extraordinarias se compensarán mediante días de descanso dentro de los cuatro meses siguientes.

Si se compensan mediante días libres, las horas extras dejan de computarse como tales y por tanto ni aparecen en nómina ni se cotizan. Si esto no se ha pactado, pero tampoco ha podido disfrutar de los días de descanso en ese plazo de cuatro meses, el trabajador podrá reclamar su abono en dinero, pero para ello tiene que poder demostrar por escrito que las ha trabajado.

También hay que tener en cuenta que las horas extraordinarias son voluntarias, a no ser que haya un pacto previo en convenio colectivo o contrato individual de trabajo. Por tanto, ante la ley y ante una situación normal, negarse a hacer horas extras no sería motivo de despido, a no ser que tu contrato diga lo contrario o que las hagas para prevenir o reparar siniestros y daños extraordinarios y urgentes.

¿Qué pasa si hago mas de 80 horas extras?

La ley establece que: se pueden hacer como máximo 80 horas extraordinarias al año, siempre y cuando trabajes 40 horas a la semana. Si trabajas menos horas, el número máximo anual de horas extras se reduce en proporción a las horas que trabajes. Sobrepasar estos límites máximos conlleva una sanción grave con una multa de entre 300 a 3.000 euros.

Tipos de horas extras

Las horas extraordinarias se pueden dividir en 2 tipos:

✅ Horas extras estructurales son las que se trabajan para atender picos de trabajo, situaciones imprevistas u otras circunstancias estructurales derivadas de la actividad de la empresa. Según el Estatuto de los Trabajadores, solo son obligatorias cuando lo establece el convenio colectivo o el contrato de trabajo.

✅ Horas extras por fuerza mayor son las destinadas a prevenir o reparar siniestros, daños extraordinarios y urgentes. Según el Estatuto de los Trabajadores, son obligatorias. Si un trabajador se niega a trabajar puede recibir una sanción disciplinaria por incumplimiento de contrato. Este tipo de horas extras no se tendrán en cuenta ni como jornada ordinaria laboral ni para el cómputo de horas extraordinarias. De hecho, no tienen un límite anual.

Sanciones y prohibiciones sobre la realización de horas extras

  • Los menores de dieciocho años no pueden hacer horas extras, como hemos dicho anteriormente. Se considera una infracción muy grave y puede ser sancionada con una multa de entre 3.000 y 90.000 euros.
  • Los trabajadores nocturnos, como ya hemos explicado, no pueden hacer horas extras excepto en circunstancias muy limitadas. De hacerlo, sería una infracción grave sancionable con multa de entre 300 a 3.000 euros.
  • Tampoco se pueden hacer horas extras durante el periodo de permiso de maternidad, a tiempo parcial ni si se trata de una relación laboral de carácter especial de personas con minusvalía que trabajen en los centros especiales de empleo, excepto para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes.

¿Quién no puede realizar horas extras?

El Gobierno puede suprimir o reducir el número máximo de horas extras por tiempo determinado para incrementar las oportunidades de colocación de los trabajadores en situación de desempleo.

Hay dos colectivos en concreto que tienen prohibido realizar horas extras: los menores de dieciocho años y los trabajadores nocturnos. No obstante, la jornada laboral nocturna se puede ampliar mediante horas extraordinarias solo si:

  1. Se cumple con la aplicación de la jornada prevista en el Capítulo II del Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, que varía según el sector o el empleo.
  2. Cuando resulte necesario para prevenir y reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes.
  3. En el trabajo a turnos, en caso de una irregularidad en el relevo de los turnos por causas no imputables a la empresa.

No hay ningún punto en la normativa que recoja el supuesto de trabajadores con reducción de jornada a los que se les plantee realizar horas extras y, por tanto, sí que debería poder realizar las horas extraordinarias.

Novedades de la ley de horas extras (2019)

Desde el 12 de marzo de 2019, una nueva ley (Real Decreto-ley 8/2019) obliga a todas las empresas a realizar un control y registro de la jornada laboral de todos los trabajadores de una empresa como único medio para conocer y reclamar las horas extras trabajadas.

En este registro, debe aparecer reflejado el horario concreto de inicio y de finalización de la jornada del trabajo de cada persona trabajadora. La jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones. Se debe entregar copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente.

Es decir que desde la publicación de dicha ley, todas las empresas deben de guardar el registro del horario de los empleados durante cuatro años y, además, deberá estar a disposición de los empleados y de los sindicatos. Obliga también a que los empleados estén al tanto de la distribución y duración de la jornada laboral ordinaria y que los sindicatos conozcan mensualmente las horas extras realizadas por los empleados. Incumplir la ley supone una sanción de entre 600 a 6.000 euros.

Hay profesionales que se quedan exentos de la ley, a no ser que tengan una norma específica: las relaciones de carácter especial (el personal de alta dirección, trabajadores domésticos, los penados en instituciones penitenciarias, deportistas profesionales, artistas en espectáculos públicos, los trabajadores con discapacidad en centros especiales de empleo, etc.), trabajadores con un régimen específicos sobre el registro de la jornada (trabajadores a tiempo parcial, trabajadores de la marina mercante o del transporte ferroviario transfronterizo, etc.) y trabajadores autónomos o asociados a cooperativas.

Calculo y cotización de horas extras o extraordinarias en España

¿Cómo se calculan las horas extras? Para poder calcular el valor de las horas extras que hemos realizado hay que añadir un recargo del 75% sobre el valor de la hora ordinaria del trabajo, para ello hay que multiplicar tu hora de trabajo por 1,75 (1 es la hora y el 0,75 es el recargo adicional).

Ejemplo calcular hora extra

Si trabajas 40 horas semanales, hay que dividir el sueldo entre 30 días que tiene el mes. El resultado lo dividimos por ocho (suponiendo que son las horas diarias que hacemos). Este último resultado es lo que cobras por horas. Para saber cuánto valdría tu hora extra (es decir, cuánto cotiza tu hora extra) hay que multiplicar el valor de tu trabajo (es decir, el último resultado) por 1,75.

¿Cómo podemos calcular las horas extras en países de América del sur?

Son muchos los usuarios que acceden a nuestra web preguntando cómo pueden calcular las horas extras en Chile, Colombia, México, Argentina, Ecuador, Perú, y otros países de América del sur.

Por ejemplo, si queremos valorar las horas extras de un trabajador cuya jornada es de 45 horas semanales, se debe dividir su sueldo por 30. El resultado que nos dé se tiene que multiplicar por 28, y este nuevo resultado se divide por 180.

Esta última cifra será el resultado de la hora ordinaria y que también nos servirá para calcular las horas de descuento por atrasos. La cifra que hayamos obtenido de la hora ordinaria se debe incrementar un 50% o por el porcentaje pactado (pero tendría que ser superior). Este incremento debe multiplicarse por el número de horas extras que se hayan realizado.

Para ahorrarnos todos estos pasos, otra opción (si el trabajador tiene una jornada laboral de 45 horas semanales) es multiplicar el sueldo por el factor 0,0077777.

Horas extras: qué son, cotización, calculo, sanciones y prohibiciones
4.7 (93.33%) 18 votos

Deja un comentario