El juicio monitorio: Proceso y explicación

juicio monitorio

¿Qué es el juicio o procedimiento monitorio? Es un procedimiento judicial que permite reclamar el impago de todas las deudas monetarias por medio de la vía judicial, sin importar el importe del que se trate y siempre que cumpla los requisitos que se establecen en la ley. Comúnmente se conoce este procedimiento como el “cobro de morosos”.

Es importante conocer los requisitos para llevar a cabo el juicio monitorio y diferencias entre las deudas que se pueden reclamar. El juicio monitorio comienza su regulación el artículo 812 de la ley de enjuiciamiento civil.

¿Cómo funciona el juicio monitorio?

El procedimiento permite la reclamación de deudas sin límite. Es un método sencillo y eficaz para todos aquellos que necesiten exigir el pago de una deuda. Para iniciarlo es necesario que se acredite la deuda mediante facturas, contratos, albaranes, extractos, recibos, etc. Es decir, la deuda debe venir acreditada mediante un principio de prueba.

Una vez se tenga comprobante de que existe la deuda se iniciará en el juzgado la petición inicial al deudor para que en el plazo de 20 días hábiles pague o explique las razones del impago. En el caso de que no se pague se podrá iniciar la ejecución forzosa de los bienes presentes del deudor, y de los futuros en el caso que no disponga.

Si el deudor se opusiera al pago de la deuda por el motivo que se trate, el Juez archivará los autos del procedimiento monitorio continuando el proceso mediante el procedimiento declarativo que corresponda (en función de la cuantía de la deuda).

En el nuevo procedimiento declarativo será obligatoria la intervención de abogado y procurador si la deuda superase los 2000€. Las sentencias dictadas por oposición del requerido (deudor) tendrán efecto de cosa juzgada. En este caso, si la cantidad reclamada no superase los 3000 € no se podrá recurrir ante la segunda instancia.

¿Qué tasas judiciales se deben pagar?

El Real Decreto Ley 1/2015 suprimió todas las tasas judiciales para personas físicas. Se establece que están exentas de pago tanto las personas físicas como las comunidades de vecinos.

¿Qué límite de importe de deuda hay para iniciar el juicio monitorio?

Actualmente no hay límite para proceder a reclamar al deudor la deuda. Por lo tanto, puede iniciarse la reclamación sin importar el importe de la deuda.

¿Se puede pagar en cualquier momento del procedimiento monitorio?

Una vez el interesado presente la reclamación por vía judicial, el deudor puede pagar el importe total o parcial (en cuotas) en cualquier momento del procedimiento monitorio. Para facilitar el proceso se podrá habilitar una cuenta con motivo del procedimiento.

Si quedara pendiente una parte del pago se podrá continuar el proceso hasta que no esté completa la suma de la deuda.

Tipos de deuda en el juicio monitorio

Para que se lleve a cabo el juicio monitorio es necesario que la deuda presente una serie de requisitos, debe ser:

  • Deuda vencida: cuando el plazo para realizar el pago ha finalizado. No se pueden exigir deudas futuras que no han vencido.
  • Deuda exigible: la deuda no debe tener ni condiciones ni contraprestaciones.
  • Deuda dineraria: únicamente están incluidas en el juicio monitorio las deudas expresadas en dinero, moneda tanto nacional como extranjera. Por lo tanto, no se incluyen aquellas que sean favores u obligaciones de hacer.
  • Deuda líquida: una suma de dinero líquida o que se pueda calcular.

Documentos para iniciar el juicio monitorio

El artículo 812 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece los documentos mediante los cuales se podrá iniciar el juicio monitorio.

  • Cualquier tipo de documento, cualquiera que sea su forma o soporte físico, en el que aparezca firma del deudor (también se aceptará el sello, marca o cualquier otra señal tanto física como electrónica).
  • Facturas, albaranes, extractos, contratos, recibos o cualquier otro similar.
  • Aquellos documentos comerciales que, junto con el que demuestre la deuda, sirvan para acreditar una relación anterior duradera.
  • Documentos que certifiquen el impago de cantidades que se consideren gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

Juzgado competente para el juicio monitorio

Para el juicio monitorio el juzgado competente es el de primera instancia del domicilio o residencia del deudor o, en su defecto, el lugar en el que pueda establecerse el requerimiento de pago al deudor.

En el supuesto de que se realice un juicio monitorio por impago de una cantidad en concepto de gastos comunes de una comunidad de propietarios, la comunidad podrá elegir el juzgado que podrá ser el del domicilio del deudor o el del lugar en que haya incurrido el impago.

Reclamación de los impagos de la renta a los arrendatarios (alquilados)

El juicio monitorio también sirve para los casos en los que no se cumpliera los pagos de la renta de los alquilados, según establezca en su contrato de arrendamiento. Es por ello que se podrá hacer uso de este procedimiento para reclamar los pagos no realizados por los inquilinos.

Procedimiento del juicio monitorio

En el proceso monitorio se dan determinadas fases:

Iniciación o petición

El procedimiento comienza con una petición realizada por la persona acreedora. No siendo obligatorio la intervención de abogado o procurador.

La petición irá acompañada de una serie de datos necesarios entre los que se encuentran:

  • Datos del deudor (nombre, apellidos, etc)
  • Domicilios de acreedor y deudor o dirección fiscal.
  • Monto de la deuda.
  • Acreditación de la deuda mediante los documentos pertinentes.

Cualquiera puede utilizar el modelo de petición de juicio monitorio (publicado en el boe)

Reclamación del pago

Si el Juzgado admite la petición se iniciará el procedimiento monitorio. Procediendo a requerir al deudor la cantidad para que la pague en el plazo de 20 días hábiles. Pudiendo incurrir el deudor en diferentes situaciones:

Caso 1. El deudor no se presenta en el Juzgado para motivar el impago de la deuda o directamente no paga en el plazo de 20 días hábiles la deuda señalada. En este caso el proceso se da por finalizado, pudiendo iniciar la vía ejecutiva para reclamar el pago mediante la ejecución forzosa de embargo de bienes muebles o inmuebles, cuentas corrientes, etc.

Caso 2. El deudor realiza el pago sin problemas. El procedimiento se archiva y se da por concluido.

Caso 3. El deudor se opone a la petición monitoria del acreedor. Por lo que, se presenta en el Juzgado y muestra por escrito todos los motivos por los que no debe el importe de la deuda.

Caso 4. No se consigue localizar al deudor en el domicilio, pudiendo pedir al Juzgado que se averigüe el domicilio del deudor. Si se localiza dentro del término del partido judicial se requerirá para que se persone en el juzgado. En el caso de que no se localice o se encuentre fuera del partido judicial, el juicio monitorio se archivará.

Oposición del deudor a pagar la deuda en el proceso monitorio

Como decíamos anteriormente puede darse el caso de que el deudor se oponga a realizar el pago reclamado. Para poder oponerse es necesaria la presentación de un escrito dentro del plazo de 20 días hábiles desde la reclamación del pago.

Dependiendo de la cuantía de la deuda se determinarán diferentes casos:

  • Si la cuantía de la deuda supera los 2000€ será necesaria la firma de abogado y procurador para la presentación del escrito de oposición.
  • Si la cuantía de la deuda no supera los 6000€, el Secretario judicial dará por finalizado el juicio monitorio y se tramitará la iniciación de un juicio verbal.
  • Si la cuantía reclamada superará los 6000€, el proceso monitorio se finaliza. Debiendo presentar una nueva demanda el acreedor dentro del plazo de 1 mes desde la presentación del escrito de oposición del deudor. En el caso de que no se presentara se archivará el caso y se reclamarán los costes judiciales al demandante.

Si el acreedor presenta la demanda se notificará al deudor para que conteste y continuará el proceso mediante Juicio ordinario hasta que se dicte sentencia.

Información extraída directamente de la ley de enjuiciamiento civil (comienzo en el artículo 812).

El juicio monitorio: Proceso y explicación
Valora el contenido

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*